25/04/2020 Italia

Con calles vacas y BelIa Ciao en los balcones, Italia record los 75 aos de la cada del fascismo

La fecha fue formalmente recordada por el gobierno e informalmente por muchos ciudadanos, que salieron a sus balcones a cantar la canción de los partisanos convertida en el himno popular antifascista.

Por Corresponsal


El 75 aniversario de la liberación del fascismo en Italia tuvo este sábado un tono distinto por el confinamiento obligatorio que rige por la pandemia del coronavirus, que ya suma más de 26.000 muertos en el país, pero la fecha fue formalmente recordada por el gobierno e informalmente por muchos italianos, que salieron a sus balcones a cantar "Bella Ciao", la canción de los partisanos convertida en el himno popular antifascista.

Italia conmemora cada año esta fiesta nacional con conciertos, eventos y exposiciones para recordar cómo el país consiguió hacerse con el control de las ciudades del norte y expulsar a las tropas nazis en su retirada hacia Alemania, pero este año fue necesariamente distinto.

Muchos balcones y ventanas permanecieron cerrados en un país donde las fuerzas políticas de derecha y secesionistas han ganado espacio en los últimos años, pero muchos otros se transformaron en escenarios desde los que se cantó "Bella Ciao", la canción de los partisanos que se transformó en un himno de la resistencia al fascismo, y que recientemente tuvo un resurgimiento a partir del éxito internacional de la serie española La Casa de Papel.


Con calles vacas y BelIa Ciao en los balcones Italia record los 75 aos de la cada del fascismo

El acto oficial, con Mattarella en soledad

La cuarentena establecida por la pandemia de coronavirus mantiene las calles de Italia vacías desde el 10 de marzo. En ese marco, el presidente Sergio Mattarella encabezó en soledad en el centro de Roma las conmemoraciones por los 75 años de la liberación del fascismo en 1945.

"Nuestra peculiaridad de saber superar las adversidades también debe acompañarnos hoy, juntos podemos hacerlo y lo estamos demostrando", subrayó Mattarella en un mensaje a la nación en el que mezcló el recuerdo de la liberación con la crisis que atraviesa el país por el coronavirus que ya provocó más de 26.000 víctimas.

Solo, en silencio y con barbijo, Mattarella subió las escaleras del denominado altar de la Patria, frente a Plaza Venecia y a unos 400 metros del Coliseo, para homenajear a la tumba del "soldado desconocido", ícono de la lucha antifascista.


El jefe de Estado también elogió a los combatientes de "primera línea" que hoy son médicos, enfermeras, trabajadores y aquellos que están haciendo avanzar al país.

Todos estos ciudadanos, dijo Mattarella, "manifiestan un espíritu que honra a la República y refuerza la solidaridad de nuestra convivencia, en el signo de la continuidad de los valores que han hecho que nuestro país sea extraordinario".

"Y si en ese momento, con tenacidad, con un espíritu de sacrificio y un sentido de pertenencia a la comunidad nacional, Italia ha superado obstáculos que parecían insuperables", hoy "nuestra peculiaridad en el saber cómo superar la adversidad debe acompañarnos incluso en la dura prueba de una enfermedad que ha roto muchas vidas", apuntó Mattarella, en una referencia continua entre el pasado y el presente.

Nuestra peculiaridad de saber superar las adversidades también debe acompañarnos hoy, juntos podemos hacerlo y lo estamos demostrando


"Necesitamos una acción para relanzar y renovar la capacidad de planificación económica y social y todos estamos llamados a esta empresa, instituciones y ciudadanos, fuerzas políticas, fuerzas sociales y económicas, profesionales, intelectuales, operadores en todos los sectores", amplió ya instalado en el presente.

Italia, recordó también Mattarella, se ha dotado "de antídotos contra la regeneración de esos gérmenes de odio y locura que habían alimentado la perversa aventura nazi-fascista".

Luego, aviones desfilaron por algunos barrios de Roma dejando a su paso una estela blanca, verde y roja, en homenaje a la bandera italiana.

A primera hora del sábado, la alcaldesa de Roma Virginia Raggi había iniciado las conmemoraciones en la Puerta San Paolo, lugar símbolo de la resistencia italiana al fascismo, con un discurso en el que pidió "recordar el valor de ser una comunidad".

En tanto, el primer ministro, Giuseppe Conte, expresó sus augurios a la Patria en un mensaje en sus redes sociales.

"Larga vida a Italia. Italia liberó a Italia con los ojos secos en la noche oscura. Larga vida a Italia, Italia que no tiene miedo. Italia con los ojos abiertos en la triste noche. Viva Italia. Italia que resiste", escribió Conte recordando el Día de la Liberación.