24/04/2020 programa

Cmo son los traslados de pacientes con coronavirus desde villas porteas

En vehículos adaptados para evitar contagios, los conductores de taxis y colectivos escolares participan de un operativo coordinado por los ministerios de Salud y de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires.

 
Conductores de taxis y colectivos escolares participan de los operativos para trasladar a pacientes leves y casos sospechosos de coronavirus desde algunos barrios vulnerables porteños hacia las Unidades Febriles de Urgencia (UFU) más cercanas, donde se realizan testeos en un programa organizado especialmente por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En vehículos adaptados para evitar contagios, los conductores participan de un operativo coordinado por los ministerios de Salud y de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires con el objetivo de evitar que los pacientes y casos sospechosos viajen en transporte público, donde puede propagarse el virus.

"Para poder sumarse a este programa, los conductores deben ser menores de 50 años y firmar una declaración jurada manifestando no contar con enfermedades pre-existentes ni ellos, ni las personas con las que conviven", informó a Télam el Ministerio de Transporte de la Ciudad.

En qué consiste el programa de traslados


Antes de brindar el servicio, los choferes reciben una capacitación y los vehículos son adaptados especialmente y desinfectados luego de cada traslado.

Los taxis, por un lado, son enviados a una tapicería donde se les realiza el "aislado" siguiendo los protocolos para evitar el contacto entre el conductor y el pasajero.

En los micros, mientras tanto, también se aísla al chofer pero además se anulan al menos de la mitad de los asientos, de manera que quienes viajen allí, cumplan con el distanciamiento social.

Luego de cada viaje, tanto los taxis como los micros deben pasar por un lavadero que tienen asignado para su correcta desinfección.

Dentro del operativo, los taxis trasladan pacientes leves desde los barrios donde viven hacia los hoteles donde son tratados.

Los colectivos escolares, en cambio, llevan casos sospechosos desde los Cesac de los barrios a las UFU ubicadas en el hospital más cercano.

Hasta el momento, participaron unos 80 conductores de taxis, que hicieron 166 traslados, y nueve choferes de colectivos escolares, que hicieron en total 205 traslados.

Hasta ahora, fueron trasladados pacientes de los barrios 31, 1-11-14, 20, 21-24 y 15, a los Hospitales Piñero, Rivadavia, Penna y Santojanni, según corresponda por cercanía.

En los próximos días se sumarán los barrios Rodrigo Bueno, Fraga, Carbonilla y Lamadrid.

Cristian, chofer de un colectivo escolar, fue destinado al barrio porteño de Barracas y traslada casos sospechosos desde la villa 1-11-14 a la UFU del Hospital Piñero.

"Es un lindo proyecto, trabajamos todos en conjunto", dijo hoy el conductor en diálogo con TN, y agregó que lleva 11 días participando del operativo y trasladó a unas 40 personas.

"No puedo hablar con los pasajeros ni bajar en el Cesac (Centro de Salud). Al Hospital Piñero le aviso que que estoy llegando", comentó, y luego añadió: "Arrancás con miedo y después lo superás. Nos hacía falta el laburo porque no hay".

Por último, contó: "Hace unos días trasladé a una niña de tres años y se me puso la piel de gallina, y hay días que no toca llevar a nadie y ese día le agradecemos a Dios".