22/04/2020 coronavirus

"Mi mam est delicada por la barbarie que cometi esta gente", dijo la hija de una residente del geritrico

Susana Wichser, hija de una mujer que reside en el geriátrico del barrio porteño de Belgrano en el que hay 18 personas contagiadas con coronavirus, cuestionó a las autoridades de la institución por haber "mentido impunemente".


Susana Wichser, hija de una mujer que reside en el geriátrico del barrio porteño de Belgrano en el que hay 18 personas contagiadas con coronavirus, cuestionó a las autoridades de la institución por haber "mentido impunemente" y dijo que su mamá "está muy delicada gracias a la barbarie que cometió esta gente".

"Mi mamá está muy delicada, está con máscara de reservorio y el próximo paso es la intubación gracias a la barbarie de esta gente. Está en el sanatorio Otamendi porque yo llame a Osde y la fueron a buscar", contó Wichser en declaraciones a radio La Red.

La mujer relató que como su madre estaba en cuarentena en el geriátrico, todos los días realizaba una videollamada "que hace la enfermera Silvia, que tiene una gran vocación, pero ese día (el pasado jueves) fue otra (enfermera) y cuando cortó la videollamada me vuelve a llamar y me dice que Silvia estaba con fiebre en el sanatorio Güemes desde el jueves".

"Fueron tres enfermeras con síntomas, pero no eran las primeras, el día anterior había sido la cocinera. Hasta ahora nadie de la institución dio negativo", señaló.

La secretaria me cuenta que ella tenía indicación de decir que estaba todo perfecto y le digo que si no me llama uno de los dueños voy a intimarlos legalmente, porque siempre fueron super evasivos


Wichser añadió que el mismo jueves de la semana pasada "le escribo a la secretaria, que es la única que da la cara", y señaló que los dueños del geriátrico ubicado en Avenida de los Incas 3093 "son NN aparentemente".

"La secretaria me cuenta que ella tenía indicación de decir que estaba todo perfecto y le digo que si no me llama uno de los dueños voy a intimarlos legalmente, porque siempre fueron super evasivos; el viernes hablé con Luis Megyes --quien se presentó ayer ante los medios como apoderado del geriátrico-- y socarronamente me dijo que me tenía que quedar tranquila, porque ellos tenían todo controlado", aseveró la hija de una las residentes del geriátrico contagiadas.

Luego, Wichser sostuvo que "el sábado me entero que el viernes, después del llamado con uno de los dueños (como se refiere a Megyes), mandó al geriátrico a la única médica que de vez en cuando visitaba la institución, y como quien no quiere la cosa encontró cuatro abuelos con fiebre, y que ya habían trasladado a otras abuelas al hospital Italiano y que habían dado positivo, por lo que decidí llevarme a mi mamá".

"A mi madre la llevan al Otamendi donde esta muy bien atendida, y allí el hisopado le dio positivo. Han mentido, no en la cara porque no la dan, pero sí impunemente", dijo la mujer y manifestó que el SAME concurrió al geriátrico luego de que una amiga se comunicara con un fiscal de la Ciudad.

"Una amiga mía llamó al fiscal, y el fiscal llamó al SAME; si no era por eso (el titular del servicio de emergencia porteño, Alberto) Crescenti ni aparece por el lugar", finalizó la mujer.

Esta mañana, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, dijo que son "14 adultos mayores que residen allí y 4 trabajadores los contagiados" con coronavirus y adelantó que el gobierno de la Ciudad accionará penalmente contra la institución.