18/04/2020 coronavirus

Maglio: "La tica es el otro y si tenemos esta conviccin vamos a entender que nadie se salva solo"

El presidente del Comité de Bioética de Fundación Huésped afirmó que las epidemias son una oportunidad para entender que "debemos tener una salud pública robusta y universal".


El presidente del Comité de Bioética de Fundación Huésped, Ignacio Maglio, afirmó que las epidemias son una oportunidad para entender que "debemos tener una salud pública robusta y universal", que "nadie se salva solo" y que las medidas sanitarias que se tomen sobre grupos vulnerables "no deben ser discriminatorias".

"La epidemia significa un momento trágico, pero también una gran oportunidad para relanzar la convicción de tener una salud pública robusta, de alcance universal, anclada en la solidaridad, la justicia y equidad. No esperemos otra epidemia para estar seguros y convencidos de esto", dijo Maglio al participar del informe diario que brinda el Ministerio de Salud sobre la situación del coronavirus en el país.

Asimismo, recordó a un gran maestro de la bioética que decía: "La ética es el otro y si tenemos esta convicción vamos a tener más convencimiento, vamos a tener más claro que nadie se salva solo".



Durante su exposición, Maglio se refirió a la posibilidad de imponer a los adultos mayores permisos para salir a la calle, una medida que implementó la ciudad de Buenos Aires, y dijo que "hay estrategias bien pensadas que pueden fracasar cuando pensamos por ejemplo que un grupo vulnerable son portadores de un saber equivocado o tienen dificultad de autonomía, y se ve claramente en grupos vinculados a la pobreza o adultos mayores".

"Esto genera decisiones sanitarias ancladas en la discriminación y tenemos aquellos principios con alcances más generales como la justicia, la solidaridad y confianza pública, por eso creo que la bioética puede promover una adhesión social mayor a las políticas vinculadas al aislamiento social", añadió.

Maglio señaló que mientras estos principios "nos permitan pensar en una construcción colectiva, en pensar en ayudar al que más lo necesite y la solidaridad en cuarentena, eso se plasma en el convencimiento de que esa cooperación social es necesaria".

Me gustaría que la cuarentena tenga más adhesión social por convicción que por la amenaza de la sanción penal, sobre todo en estos momentos en que quizás necesitemos continuar con algunas limitaciones

Ignacio Maglio, presidente de bioética de la Fundación Huésped

"Me gustaría que la cuarentena tenga más adhesión social por convicción que por la amenaza de la sanción penal, sobre todo en estos momentos en que quizás necesitemos continuar con algunas limitaciones de la libertad ambulatoria", precisó.

También recomendó "intentar repartir con equidad las cargas que imponen estas estrategias de salud pública y que podamos con aquellas personas donde el aislamiento es una quimera brindarles condiciones dignas de aislamiento".

"Nosotros pensamos que la bioética, desde la perspectiva de los derechos humanos y perspectiva de género, puede ayudar a mejorar las estrategias sanitarias y tenemos evidencia para decir esto, ya que en estos meses de pandemia pudimos ver que en países que tomaron decisiones sanitarias divorciadas de la bioética, hay más infecciones, mayor sufrimiento y más muertes evitables", explicó.

Finalmente, Maglio consideró que "la bioética puede ayudar a sostener estas medidas y sostenerlas más en el tiempo, al generar convicción en la comunidad que estas son las mejores decisiones que se pudieron tomar".

El Ministerio de Salud convocó a especialistas en bioética para impulsar la creación de un comité y diseñar un protocolo, con el fin de orientar las decisiones de los equipos médicos durante la pandemia de coronavirus, en el que participa Maglio, entre otros especialistas.