07/04/2020 cine argentino

"Un sueo hermoso": La mgica y turbulenta vida de Alejandra Podest

El documental de Tomás de Leone, indaga en la vida de la actriz argentina protagonista de "De eso no se habla", quien tras recibir grandes elogios despareció del medio, sumida en la depresión y luego asesinada en causas muy poco claras.

 "Un sueño hermoso", documental de Tomás de Leone, indaga en la vida de Alejandra Podestá, actriz argentina protagonista de "De eso no se habla" junto a Marcello Mastroianni y quien tras recibir grandes elogios despareció del medio, sumida en la depresión y luego asesinada en causas muy poco claras.

"Investigar fue difícil. Es un caso bastante atípico y que por alguna razón llama a quienes la conocieron al silencio. Pero fui venciendo algunas resistencias y finalmente pude integrar toda la info. Cuando la disponés toda junta, como espero haber hecho en el documental, te das cuenta de que le sucedieron una serie de cosas muy atípicas e interesantes", dijo a Télam el realizador.

Podestá era una chica de talla baja -condición que se describía popularmente con la palabra "enanismo"- que sufrió la discriminación de la época y el prejuicio hasta de su propia madre, quien la mantenía en una especie de reclusión en su casa, hasta que por la ayuda de su única amiga se presentó al casting del filme de María Luisa Bemberg.

"Es muy llamativo cómo la película hablaba tanto de su vida de algún modo. Y creo que eso pasa porque la película es muy universal. Qué significa entregarse a uno mismo, darse a los demás. Ahí está la gran puja que Alejandra intentó dar", comentó.

A través de personas que trabajaron con Podestá en el filme, más un puñado de conocidos, De Leone consigue atravesar la personalidad de la fallecida actriz, quien por un lado era divertida y alegre, pero por el otro se encerraba ante situaciones que la hacían verse a sí misma.

La actriz, que luego de la cinta de Bemberg trabajó en una de Jorge Polaco, vivía acomplejada por su condición física y parte de su alejamiento tras el éxito de "De eso..." se debió a la operación para estirarse las piernas a la que se sometió.

Las crónicas policiales relatan que Podestá murió asesinada en su casa del barrio porteño de Agronomía en 2011, a los 37 años, víctima de una persona con el que se había citado; un presunto "taxi boy" que la mató de nueve puñaladas, le prendió fuego a su cuerpo y luego fugó con su dinero y pertenencias.

Según testimonios que pueden verse en la película de De Leone, para esa época Podestá había entrado en un pozo depresivo tras la muerte de su madre y por el hecho, en parte, de no poder aceptarse a sí misma. Sus vecinos la describían como una persona "complicada".

- Télam: ¿Creés que la discriminación que sufrió Alejandra hoy se vive igual o se avanzaron algunos pasos?

- Tomás de Leone: Lo que se ve en el caso de Alejandra sobre todo se puede entender con su final. Un final violento y triste. A lo que le pasó a Alejandra los medios le dieron una cobertura que hoy por hoy nos chocaría. Mismo los testimonios de la gente que salió a hablar de ella en su momento. Y esto no fue hace tanto, fue en 2011. Ahora los medios le darían otro tipo de cobertura.

- Télam: Conectada con la pregunta anterior: la sociedad parece más abierta, pero en el cine las minorías siguen teniendo poca pantalla, ¿no?

- TdL.: Siempre que hay minorías hay una puja. Y esto en el caso de Alejandra se ve bien. Yo lo que quise es pensar cómo se daba esa contradicción en ella. Creo que ella sufrió mucho el ser enana. La atormentaba eso. Y no pudo salirse del todo de esa frustración. Sólo de a momentos y ahí es cuando aparecía su modo luminoso. La mejor versión de Alejandra, la que vio María Luisa, la que la hizo protagonizar junto con Mastroianni una película. Después no tuvo red de contención, ni familiar ni laboral. Pero mucho tuvo que ver, y en el documental lo abordamos directamente de gente cercana, que la que se alejó fue ella. La pregunta es ¿por qué? Bueno ahí hay una zona oscura que en el documental podía bucear bien.

- Télam: ¿Pensaste en hacer una ficción en vez de un documental? ¿Por qué te inclinaste por el documental?

- TdL.: El documental me permitía acercarme de un modo íntimo y a la vez frío a la información. Creo que es una historia tan llamativa que el hecho de que sea documental te hace pensar: "¡No puedo creer que esto haya sido así!".

- Télam: En una entrevista a Bemberg en tu documental, ella plantea problemas del cine como el rol de la mujer y la necesidad de vender las películas porque con las entradas no alcanza. A pesar de los años, los problemas son los mismos, ¿por qué creés?

- TdL.: El cine es una industria muy cara y necesita de apoyo estatal pero también de un gran mercado. Y en Argentina somos poca población. Siempre la alternativa es agrandarse y en el cine eso es exponencial. María Luisa tuvo desde muy temprano clara esta cuestión y creo que mucho tuvo que ver el trabajo de Lita Stantic. Juntas coordinaron muy bien estos saberes.