05/04/2020 PANDEMIA

Las cifras positivas de Europa chocan con la percepcin en Amrica de que lo peor est por pasar

La situación preocupa especialmente en EE.UU., donde ya había hoy más de 320.000 contagios y más de 9.000 muertos según el observatorio de la Universidad Johns Hopkins.


Todas las alarmas por lo que ocurrirá en el pico de contagios por el coronavirus se mudaron a América, como se refleja en los últimos días, con especial atención en Estados Unidos, mientras que Italia, España y los demás países de Europa que vieron y ven morir a decenas de miles de ciudadanos vislumbran que por fin la ansiada "curva descendente" de nuevos casos pasa a ser una realidad.

La situación preocupa especialmente en EEUU, donde ya había hoy más de 320.000 contagios y de 9.000 muertos según el observatorio de la Universidad Johns Hopkins, a punto tal que el director general de salud pública, Jerome Adams, adelantó que el país vivirá esta semana un momento "como el de Pearl Harbor o el del 11-S", ante el elevado número de muertes que se espera.

Más de 2.400 estadounidenses murieron en el ataque japonés por sorpresa a la base militar de Pearl Harbor (Hawai) en 1941, mientras que otras 2.996 perdieron la vida en los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 (11-S) en las Torres Gemelas de Nueva York, el Pentágono y el siniestro de un avión en Pensilvania, recordó la agencia de noticias EFE.

Dentro del continente americano también preocupan las consecuencias que la pandemia está teniendo en Ecuador, donde la cantidad de casos superó los 3.600 y los muertos sumaban 180, en un panorama en el que la cantidad de cadáveres en Guayaquil sobrepasó la capacidad de los servicios fúnebres y hoy se estaba procediendo a depositar cuerpos en ataúdes de cartón.


Además, la información sobre fallecimientos es tan escasa o errónea que los familiares deben girar entre hospitales, morgue y cementerio para encontrar a sus difuntos.

En el Cono Sur sigue en primer plano la situación en Brasil, que ya pasó los 10.000 contagios y los 430 fallecidos en medio de fuertes polémicas públicas que el presidente Jair Bolsonaro mantiene con dirigentes de la oposición, gobernadores y hasta su propio ministro de Salud, Luiz Mandetta, promotor de una cuarentena que el mandatario descarta para no frenar la economía del gigante sudamericano.

De todos modos, una encuesta conocida hoy indica que casi seis de cada 10 brasileños rechaza la posibilidad de que Bolsonaro renuncie a su cargo pese a que solo un tercio de la ciudadanía aprueba su gestión con respecto a la pandemia.

El sondeo apareció un día después de que varios medios se hicieran eco de un rumor, luego desmentido, según el cual un golpe palaciego había dejado a Bolsonaro en su puesto pero sin poder de decisión.


En Chile, donde por ahora las cifras de muertos (34) y casos confirmados (4.471) no generan alta preocupación pese a que es el segundo país de Sudamérica por cantidad de contagios, llamó de todos modos la atención que de ayer a hoy ocurrieran siete fallecimientos, en su gran mayoría de ciudadanos de más de 80 años.

En la Argentina, en tanto, un hombre de 89 años se convirtió hoy en la víctima fatal 44 del coronavirus, en un contexto sanitario que muestra una "disminución de casos con antecedentes de viaje, la predominancia de la confirmación de casos en personas de menor edad y el impacto negativo en relación a la mortalidad en personas mayores", y la "buena noticia" de 280 recuperados, señaló Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud.

Durante el reporte matutino diario de las autoridades de Salud se confirmó el fallecimiento de otra persona, y el parte oficial indicó que se trató de un hombre de 89 años residente en la Ciudad de Buenos Aires.

Mientras tanto, del otro lado del Atlántico la situación, aún dramática en términos de muertes y desastre económico, empieza a darle cierto optimismo a las autoridades, ya que vislumbran que ha comenzado la "curva descendente" de nuevos casos y cantidad de fallecimientos.


Con 15.887, Italia continúa siendo el país con más muertes por coronavirus, pero la cifra de hoy de 525 nuevos fallecimientos es la más baja que se registra desde el 19 marzo, lo que parece confirmar una tendencia a la baja.

Lo mismo ocurrió en España, donde el número de fallecidos y el incremento de los contagios diarios siguió desacelerándose, mientras el gobierno trabaja ya en un plan de transición para a partir del 26 de abril desescalar las duras medidas de confinamiento a las que está sometida la población.

El número de muertos diarios por coronavirus volvió a bajar hoy por tercer día consecutivo en España, tras registrarse 674 muertos en las últimas 24 horas, la cifra más baja en nueve días, mientras los contagios también descienden con 6.023 nuevos casos, que elevan el total de infectados a 130.759.

A pesar de que las víctimas fatales ya son 12.419, la cifra de muertos diarios se mantienen a la baja después el pico de 950 fallecidos del jueves último, y además muestra un notable descenso, al haberse producido 135 decesos menos que la jornada previa.

De acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Sanidad de España, los enfermos por Covid-19 ya suman 130.759, luego de registrarse 6.023 nuevos casos en un día, lo que también supone un retroceso.