03/04/2020 coronavirus

Reino Unido marca otro rcord de muertes en un da, mientras Boris Johnson sigue aislado

Los decesos totalizan 3.605 y para Pascua se prevé un pico de 1.000 muertes diarias. El primer ministro, diagnosticado días atrás con coronavirus, anunció que continuará en cuarentena porque sigue con fiebre.

Gabriela Albernaz

Por Gabriela Albernaz


Corresponsal

La cifra de fallecidos en el Reino Unido a causa del nuevo coronavirus volvió a marcar un récord de 684 muertes en 24 horas, que eleva el total de decesos a más de 3.600, mientras que el primer ministro Boris Johnson, diagnosticado días atrás con la enfermedad, anunció que continuará en cuarentena porque sigue con fiebre.

Según el ministerio de Salud británico, con las muertes registradas este viernes en los hospitales del Reino Unido se alcanzó un total de 3.605 fallecidos desde el inicio de la pandemia, frente a los 2.921 que se llevaban contabilizados hasta ayer.

Agregó que de 173.784 personas sometidas a test de diagnóstico, 38.168 han dado positivo.

Las cifras para el Reino Unido se actualizaron después de que la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, informara que otras 46 personas habían muerto, lo que eleva el total de Escocia a 172.

Este viernes el ministro de Salud Matt Hancok reveló que dos enfermeras y dos asistentes del Servicio Nacional de Salud (NHS) murieron en las últimas 24 horas mientras trabajaban con enfermos de coronavirus.

Se trata de Areema Nasreen, de 36 años, madre de tres hijos, que murió en el Hospital Walsall Manor, centro de Inglaterra, esta mañana después de contraer el Covid-19.

También la enfermera Aimee O'Rourke, de 39 años, madre de tres hijos, que falleció después de ser atendida en el Hospital Queen Elizabeth en el condado de Kent, sur de Inglaterra, donde trabajaba.

El titular de la cartera sanitaria adelantó que para Pascua se prevé un pico de 1.000 muertes diarias, y reiteró a la población que respete la distancia de un metro y medio entre las personas, porque de otra forma "morirán".

Por otro lado, impactó a los británicos la noticia sobre Ismail Mohamed Abdulwahab, un niño de 13 años del barrio de Brixton, al sur de Londres, que murió días atrás con síntomas del virus, aparentemente sin ninguna patología. Ni sus hermanos ni sus padres podrán asistir a su funeral.

El premier Johnson, diagnosticado con Covid-19 hace siete días, instó a los británicos a no salir este fin de semana a la calle. El funcionario, que pensaba salir este viernes del aislamiento pero no podrá hacerlo porque sigue con fiebre, grabó un mensaje en video publicado luego en la red social Twitter.

"De acuerdo con el consejo del Gobierno debo continuar mi autoaislamiento hasta que el síntoma desaparezca", dijo, e instó a los británicos a cumplir las normas este fin de semana y a no caer en la tentación de aventurarse a salir si hace buen clima.

"Sólo quiero decir una cosa importante y rápido para que todos piensen en este fin de semana y en lo que puede ser un buen tiempo. Creo que mucha gente comenzará a pensar que todo esto está sucediendo desde hace mucho tiempo y que puede haber una tentación de salir, pasear un rato y comenzar a romper las reglas. Sólo te insto a que no hagas eso", suplicó.


Según el servicio meteorológico, se espera un fin de semana con sol y buena temperatura, y los británicos esperan con ansias cuando llega la primavera para volcarse a los parques y hacer sus tradicionales pícnics.

"Este país ha hecho un gran esfuerzo, un gran sacrificio para retrasar la propagación del virus. Recordemos el increíble aplauso de anoche a nuestro fantástico servicio nacional de salud. Lo hacemos para protegerlos y para salvar vidas", afirmó.

Ayer una fuente familiarizada con las reuniones de emergencia del Gobierno británico, y que mantuvo el anonimato, dijo a medios locales que se estima que en el peor de los escenarios, el número de muertos por el coronavirus sería de unos 50.000 si la gente no respeta completamente las medidas de aislamiento.

Mientras que en el mejor de los escenarios, sostuvo que se estiman que 20.000 personas podrían perder la vida por el virus.

Este viernes el gobierno británico inauguró el hospital Nightingale, el primer hospital de campaña construido en menos de diez días en un centro de exposiciones de Londres, que contará con 4.000 camas, para atender exclusivamente a los pacientes con coronavirus que se encuentran en terapia intensiva.


También cuenta con dos morgues temporales en el mismo recinto del centro de conferencias, y en su construcción trabajaron hasta 200 soldados con la colaboración del personal del Servicio Nacional de Salud (NHS) y proveedores privados.

También hoy la liga de fútbol de Primera División de Inglaterra, Premier League, anunció que donará 20 millones de libras al NHS y pedirá a los jugadores que acepten un recorte salarial del 30%.