02/04/2020 historia de vida

Gustavo De Luca, el futbolista que pas de la reserva de River a combatir en Malvinas

El futbolista argentino Gustavo De Luca, hoy de 58 años, recordó cómo fue que pasó de entrenar en la reserva de River y con figuras de la época, a combatir en la batalla de Monte Logndon en la guerra de Malvinas.

Por Leonardo Peluso



“Fue todo muy abrupto porque incluso durante todo el año de servicio militar, que fue en el 81, yo seguí entrenando con mi categoría en la que estaban el "Chino" Carlos Tapia, el "Tapón" Jorge Gordillo y Daniel Messina, entre otros, y luego, cuando nos llegó la citación, de un día para el otro estábamos en Malvinas”, contó De Luca.

"Y después, ya estando allá no podíamos creer que todo siguiera igual con nuestros amigos, que se entrenaban, vivían, salían, iban a la cancha y nosotros estábamos en la guerra. Yo pude olvidarme rápido y enfocarme en el fútbol cuando volví, pero tardé años en contar lo que había vivido”, admitió.

De Luca, que al regresar de Malvinas debutaría en la reserva, hizo toda aquella experiencia junto a Omar De Felippe, reconocido entrenador y ex combatiente, y hoy dice que el fútbol lo "salvó de no quedar preso de esos recuerdos horribles".

“Yo siempre digo que jugar a la pelota y querer hacer una carrera que luego hice me salvó. No estuve cuando mis compañeros ex combatientes luchaban para que los reconozcan, ya que tardé 17 años en volverlos a ver. No podía. Fue muy duro todo eso”, recordó en una entrevista con Télam quien luego triunfaría en el fútbol de Chile.

"Estando en reserva tuve una lesión en la rodilla derecha y no llegue a debutar en primera y River me dejó libre. De ahí me fui a Nueva Chicago, después estuve en All Boys y jugué en una selección que participó de un torneo en Malasia. Después pasé a Douglas Haig y de Pergamino me fui a Chile, donde me recordaron lo de Malvinas”, describió.

Yo siempre digo que jugar a la pelota y querer hacer una carrera que luego hice me salvó



De Lucca reveló que cuando empezó a "ser conocido en Chile tras ser goleador en La Serena", lo empezaron a insultar cuando jugaban como visitantes. "Las hinchadas rivales me cantaban canciones del tipo "te robamos las Malvinas". Era una locura, pero eso me daba más fuerza”, destacó.

Su historia como ex jugador de River se conoció hace poco: “La verdad es que yo nunca quise participar de nada, no quería, pero una vez se enteraron en el club por una nota y enseguida me llamaron y me hicieron un reconocimiento por los 35 años de Malvinas entre el presidente Rodolfo D´Onofrio y el vice segundo Matías Patanián”.

De Luca desarrolló una prolífica carrera en el fútbol chileno, donde logró títulos y anotó más de 200 goles.

En 1987 debutó en Chile con Santiago Wanderers, club donde se consagró como goleador de Segunda División con 16 anotaciones. Después pasó por Cobreloa y posteriormente a Deportes La Serena, donde nuevamente fue el máximo artillero, pero esta vez de primera división, con 18 tantos en 1988.

En 1990 fue cedido al FC Baden suizo por media temporada, convirtiendo 11 goles en la misma cantidad de encuentros, y en 1991 volvió a Chile donde fue presentado como refuerzo de O’Higgins, uno de los clubes donde anotó 74 goles en dos temporadas, dejando un recuerdo imborrable para su gente.

De Luca disputó algunos partidos con Colo Colo por un semestre, donde pudo levantar la Recopa Sudamericana de 1992 disputada en Japón, para jugar luego en Alianza Lima, de Perú y regresar a Chile, donde terminó su carrera en Deportes Temuco.

Durante todos esos años, la guerra de Malvinas fue un amargo recuerdo pero también un orgullo por haber defendido a la patria. Por eso remarca que cada vez que vuelve a su pasado, afirma siempre que es "un ex futbolista, pero no un ex combatiente”.