02/04/2020 Coronavirus

Francia: de las 5.387 muertes registradas, 884 fueron en residencias de mayores

El primer ministro Édouard Philippe admitió que los adultos mayores son "la población más vulnerable". Con 5.387 fallecidos y 59.105 infectados, Francia es el cuarto país con más muertos y el sexto con más contagios en el mundo.


Con 471 decesos en la última jornada, Francia superó este jueves las 5.000 muertes por coronavirus, de las cuales 884 se registraron desde el inicio del brote en residencias de adultos mayores, una cifra parcial revelada por primera vez por el gobierno, que podría dispararse en los próximos días.

"Son dramas individuales y colectivos, son personas: hombres y mujeres", dijo el director general de Sanidad, Jérôme Salomon, al dar a conocer el nuevo parte.

Desde la llegada de la pandemia al país, un total de 5.387 personas fallecieron por Covid-19 y otras 59.105 resultaron infectadas, lo que sitúa a Francia como el cuarto país con más muertos y el sexto con más contagios a nivel mundial.

No obstante, la totalidad de enfermos por la pandemia no contempla los 14.638 casos o posibles casos detectados en las residencias de la tercera edad.

Por tanto, las cifras podrían dar un nuevo salto en los próximos días, ya que los registros revelados este jueves por las autoridades sanitarias sobre los centros de adultos mayores eran parciales porque todos los geriátricos no enviaron sus datos.

Según precisó Salomon, el número de casos en las casi 11.000 residencias de mayores existentes varía mucho de una región a otra, aunque la mayoría de ellos se produjeron en las zonas más afectadas por la epidemia a nivel nacional.

Es el caso del Gran Este, con 570 muertes, mientras que en la Región Parisina, la más poblada del país, más de la mitad de los 700 establecimientos existentes declararon al menos un caso positivo de coronavirus, agregó.


Ante esta situación, el primer ministro, Édouard Philippe, admitió que los adultos mayores son "la población más vulnerable" y destacó las medidas particulares impulsadas por el gobierno para protegerlos. "Llamo a una movilización de los médicos urbanos y del campo para que cuando un caso (de persona mayor) sea identificado, podamos enviar los medios sanitarios a las residencias, allí donde sea necesario", instó Philippe, en una entrevista con la cadena TF1.

El impacto de la pandemia se siente especialmente en los hospitales, donde hoy permanecían internados 26.000 enfermos de Covid-19, de los cuales 6.399 estaban en terapia intensiva.

Pese a este panorama, la presión sobre los servicios de reanimación se ha reducido desde el pasado lunes y se espera continúe a la baja, según explicó el director general de Sanidad, quien, sin embargo, pidió "prudencia" al respecto.

Para evitar el colapso de los hospitales, en especial en las regiones más afectadas, se agregaron 2.000 camas adicionales en terapia intensiva, lo que elevó el total a 9.000 en todo el país, y se continuó la evacuación de enfermos hacia las zonas menos golpeadas por el brote, con 439 pacientes críticos trasladados desde el 18 de marzo.

La Prefectura de la Policía de París, por su parte, anunció la conversión de un pabellón del Mercado Central en una "funeraria de gran capacidad" para albergar los ataúdes con las víctimas y facilitar el trabajo de los servicios funerarios.

La expansión descontrolada de la pandemia llevó al gobierno francés a ordenar el 17 de marzo el aislamiento de la población por dos semanas, pero luego prorrogó la medida hasta el 15 de abril.

Los efectos de esta medida podrán comenzar a evaluarse recién a fines de esta semana, según señalaron las autoridades sanitarias.

El confinamiento es hoy la regla y lo será al menos hasta el 15 de abril y probablemente durante más tiempo

Primer ministro Édouard Philippe

El presidente Emmanuel Macron mantuvo este jueves una reunión con los miembros del Consejo científico sobre Covid-19, quienes ya estimaron que la cuarentena podría durar al menos un total de seis semanas.

En todo caso, el primer ministro adelantó que la salida del confinamiento será gradual y concertado con los vecinos europeos para evitar una segunda ola de contagios.

"Entiendo la impaciencia pero la salida del aislamiento no es de un día para otro. El confinamiento es hoy la regla y lo será al menos hasta el 15 de abril y probablemente durante más tiempo", advirtió.

De acuerdo con el premier, el levantamiento de la medida dependerá de la disponibilidad de tests y, en particular, de barbijos, cuya provisión y distribución por el gobierno ha sido fuertemente criticada.


El aprovisionamiento de materiales de protección es cada día más complicado, dada la alta demanda mundial generada por la epidemia del coronavirus. En ese sentido, la presidenta de la Región Parisina, Valérie Pécresse, denunció hoy que un cargamento de máscaras compradas a China y destinadas a su circunscripción fue finalmente enviado a Estados Unidos que ofreció más dinero para obtenerlo.