02/04/2020 2 de abril

"La deuda con los cados, los veteranos y sus familias ser para siempre", seal la Cancillera

Así lo definió el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado con motivo de los 38 años del conflicto del Atlántico Sur.


A 38 años del inicio de la guerra de Malvinas, y en el Día del Veterano y de los Caídos en el conflicto, la Cancillería reafirmó hoy que "la deuda que Argentina tiene con los caídos, los veteranos y sus familias será para siempre" y ratificó el "objetivo permanente e irrenunciable" de soberanía sobre las islas.

"Cada 2 de abril, los argentinos y las argentinas hacemos un alto en nuestras tareas para recordar y homenajear a nuestros compatriotas que dieron la vida defendiendo valientemente la soberanía sobre las islas Malvinas. También a aquellos que combatieron y llevan sobre sus cuerpos y sus mentes las indelebles huellas del conflicto armado", señaló un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores que encabeza Felipe Solá.

En ese sentido, se reafirmó que "la deuda que Argentina tiene con los caídos, los veteranos y sus familias será para siempre y debemos seguir honrándola a través de la memoria, además de poner la capacidad del Estado para reconocer en términos concretos sus necesidades y atenderlas".



"Sin lugar a dudas -añadió el comunicado- uno de los principales caminos para demostrar el reconocimiento a su lucha es seguir peleando por los ideales por los cuales combatieron y murieron: el mandato constitucional de recuperar, siempre a través del diálogo y la diplomacia, la arrebatada soberanía argentina sobre las Malvinas".

En ese marco, la Cancillería agrega que el 2 de abril "debe ser un día de recuerdo y homenaje, pero también de compromiso: compromiso de no bajar nunca la bandera de soberanía por la que pelearon nuestros jóvenes, de no volver a derramar sangre por este justo reclamo y de perseverar en el camino del diálogo con el Reino Unido atendiendo, según establecen las Naciones Unidas, los intereses de los isleños".

Finalmente, se recuerda que la Constitución Nacional establece que "la Nación Argentina ratifica su imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marinos e insulares".

"La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía respetando el modo de vida de sus habitantes y conforme a los principios del Derecho Internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino", concluye.