30/03/2020 coronavirus

Fernndez destac un proyecto para producir en el pas 4.000 respiradores en un mes

En una entrevista radial, el Presidente resaltó una investigación para convertir pulmones artificiales en respiradores para asistir a las personas con coronavirus internadas en terapia.


El presidente Alberto Fernández destacó hoy la marcha de un proyecto local que busca generar unos 4.000 respiradores en un mes, que servirían para la atención de pacientes internados en terapia intensiva por coronavirus, antes las dificultades de conseguir este tipo de dispositivos en el exterior por la demanda global.

"Hay un proyecto donde se mezclan empresas privadas y el área de Ciencia y Tecnología enfocado a convertir pulmones artificiales en respiradores. Ayer vi las pruebas del Hospital Austral y están saliendo bien", explicó el Presidente en una entrevista a radio Con Vos.

En ese sentido, remarcó que ese programa "permitiría contar con 4000 pulmones artificiales-respiradores en el término de un mes".

Los respiradores sirven como un ventilador que empuja el aire, con mayores niveles de oxígeno, hacia los pulmones en los casos de pacientes graves, internados en terapia intensiva, y se encargan del proceso de respiración del enfermo.

El Presidente, además, contó que en el país existen tres fábricas de respiradores, una de las cuales está en la provincia de Córdoba y sobre la cual dijo que "hay que agradecerles porque están trabajando 24 horas para darnos 400 respiradores por mes".

Reconoció también que "hacen falta" para afrontar un pico de casos "1300 respiradores más para la Capital Federal y Gran Buenos Aires" y agregó que "hay un pedido de compra al exterior" de este tipo de máquinas, no obstante advirtió que "existe una demanda global grande y eso lo complica".

En igual sentido, dijo que "todo el mundo", al igual que la Argentina, requiere en el mercado internacional de los trajes especiales que utiliza el personal de la salud que asiste a los pacientes afectados.

"La necesidad de tener esos trajes tarda porque la producción está colapsada. Estamos tratando de ver dentro de la industria argentina quién nos los puede proveer. El problema no es la confección, sino el tipo de tela porque es muy específica", detalló.