29/03/2020 coordinado con el gobierno

Las fuerzas de Estados Unidos se retiran de la tercera base de Irak

La retirada de los 300 militares de las fuerzas estadounidenses que estaban en la base aérea K1, llegó tres días después de que abandonaran la base aérea de Al Qayara, en la que había 800 militares.


Las fuerzas de Estados Unidos integradas en la coalición internacional se retiraron hoy de una base aérea en Kirkuk en el norte de Irak, la tercera que abandonan en los últimos diez días.

El portavoz de la coalición liderada por Washington desde 2017 para combatir a la milicia yihadista del Estado Islámico (EI), Myles Caggins, publicó hoy en su cuenta de la red social Twitter que "las tropas de la coalición han transferido propiedad por valor de un millón de dólares al abandonar el complejo de la coalición en la base aérea K1".

Caggins, tal como hizo el jueves pasado, cuando EEUU anunció su salida de la base aérea de Al Qayara, situada en los alrededores de la ciudad iraquí de Mosul, sostuvo que la retirada de Kirkuk se trata de un "movimiento largamente planeado" y "coordinado con el Gobierno de Irak".


A esta retirada también se le suma la de la semana pasada en la base de Al Qaim, cerca de la frontera con Siria, en lo que el Ejército iraquí describió como un primer paso hacia la salida de la totalidad de sus tropas del país.

La base aérea K1 había sido utilizada por la coalición para dar entrenamiento y asesoría a las fuerzas de seguridad iraquíes en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

En tanto, hoy el mando de operaciones del Ejército alemán informó a través de un comunicado al Parlamento alemán (Bundestag) que comenzaría la retirada de parte de su contingente militar desplegado en Irak a raíz de la pandemia del coronavirus, donde hasta el día de hoy hay 547 casos confirmados y 42 muertes, según la Universidad estadounidense Johns Hopkins.

El comandante de la coalición ordenó suspender los entrenamientos de formación en el país árabe y trasladar a las tropas que no sean absolutamente necesarias para las operaciones básicas, informó la agencia de noticias Europa Press.


Lo mismo hizo Francia el miércoles pasado, luego que la coalición liderada por Estados Unidos decidiera suspender "provisionalmente" la misión de formación de las fuerzas de seguridad de Irak a causa de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

Francia comenzó el jueves con la evacuación de sus soldados por un período no determinado, aunque aseguró que volverían al país árabe.

La retirada de las tropas estadounidenses coincide con la ola de reclamos en las calles de Irak para exigir la salida de las fuerzas de Washington del país árabe, luego del asesinato del jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, el general Qasem Soleimani, en un bombardeo ejecutado por EEUU en Bagdad, y contra el propio gobierno y la crisis económica y política que sacude desde hace meses a Irak.