28/03/2020 Estados Unidos

Nueva York retrasa hasta fines de junio sus primarias por el coronavirus

El Estado epicentro de la pandemia en Estados Unidos, con más de 52.000 casos confirmados, se suma así a otros disritos que ya han optado por retrasar sus comicios ante el avance de la enfermedad.


El estado de Nueva York anunció que, debido al coronavirus, las elecciones primarias por la candidatura a la Casa Blanca se celebrarán el 23 de junio y no el 28 de abril, como estaba previsto.

Nueva York, convertido en el epicentro de la pandemia en Estados Unidos con más de 52.000 casos confirmados, se suma así a otros estados que ya han optado por retrasar sus comicios ante el avance de la enfermedad.

En Nueva York, los votantes irán a las urnas el 23 de junio, una fecha en la que el estado ya tenía previsto celebrar primarias para otros cargos de menor rango, por lo que ahora todas las votaciones se concentrarán en la misma jornada.


La fecha puede plantear algunas complicaciones, pues el Partido Demócrata tiene fijado el 9 de junio como el límite para celebrar elecciones para elegir su candidato a los comicios de noviembre.

Según las normas, los estados que no respeten esos plazos pueden ser sancionados con menos delegados en la convención donde se decide el candidato, aunque por ahora no hay indicaciones de que ello vaya a ocurrir.

De hecho, dos estados -Kentucky y Luisiana- ya habían optado por retrasar también sus comicios hasta finales de junio.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, defendió la decisión subrayando que no sería inteligente llamar a votar a los ciudadanos en medio de la pandemia y reunir a grandes números de personas en los colegios electorales, disparando el riesgo de contagios.

"Así que vamos a retrasarlo y unirlo a una elección que ya estaba prevista previamente para el 23 de junio", dijo Cuomo durante una conferencia de prensa.

Por ahora, el ex vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden dispone de una amplia ventaja sobre su rival, el senador Bernie Sanders, y se perfila como el candidato demócrata que se enfrentará al republicano Donald Trump en las presidenciales de noviembre, quien no cuenta con contrincante alguno en las filas republicanas-.