28/03/2020 consumo

Buenos Aires cre una herramienta para controlar precios y sancionar incumplimientos

El Sistema de Monitoreo de Abastecimiento y Precios de Productos Esenciales incluye unos 2.100 productos, cuyos precios deben retrotraerse al 6 de marzo y no podrán aumentar por 90 días.


El gobierno bonaerense puso a disposición de los municipios una herramienta para controlar precios y sancionar incumplimientos, frente a la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Mediante el decreto 177/20, el gobierno bonaerense creó el Sistema de Monitoreo de Abastecimiento y Precios de Productos Esenciales (SIMAP) a cargo del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica.

El sistema establece un listado de productos esenciales, que incluye unos 2.100 productos, cuyos precios deben retrotraerse al valor vigente al 6 de marzo, y que no podrán ser aumentados durante un período de 90 días corridos, a partir de su entrada en vigencia.

Quiénes están incluidos

Según lo establecido en el sistema, los sujetos obligados a cumplir con lo establecido son los establecimientos comerciales mayoristas de venta de productos de consumo masivo, que cuenten con salón de ventas; todos los comercios que realizan venta minorista de productos de consumo masivo; almacenes, mercados, autoservicios, supermercados e hipermercados.

De igual modo, las personas jurídicas y humanas que participen de las distintas etapas y cadenas de producción, distribución y comercialización intermedia y final de cada uno de los productos declarados esenciales.

Además, el SIMAP establece que los integrantes de la cadena de producción, distribución y comercialización de los bienes declarados esenciales, deberán mantener los niveles de producción y abastecimiento de tales bienes hasta el máximo de su capacidad instalada y a arbitrar las medidas conducentes para asegurar su transporte y provisión.

Según indica la normativa, los miembros de la cadena de producción, distribución y comercialización de los bienes alcanzados deberán informar semanalmente los precios de venta de tales bienes, niveles de aprovisionamiento y producción.

Del mismo modo, deberán informar inmediatamente en caso de que no puedan cumplir con sus obligaciones por motivos que los trascienden, denunciando a través de un sencillo formulario web cuáles son las causas por las cuales no están en condiciones de cumplir con la normativa.

El monitoreo y fiscalización del cumplimiento de las normas se llevará a cabo a través del trabajo conjunto y coordinado del Gobierno Nacional, Provincial y Municipal, mediante controles sistemáticos y articulados en todo el territorio de la Provincia.

Sanciones

En tanto, remarca que aquellos comercios en los que los inspectores encuentren incumplimientos sin que se hayan brindado previamente las justificaciones correspondientes serán pasibles de todas las sanciones establecidas en la Ley de Abastecimiento, desde multas, clausuras, inhabilitaciones, comiso de mercaderías y productos o suspensión de registros.

Finalmente, los consumidores podrán, a través de un sitio web, consultar precios de referencia y denunciar incumplimientos de precio o alertar por falta de abastecimiento.