27/03/2020 Nueva York

El embajador argentino ante la ONU est internado por coronavirus

Se trata de Martín García Moritán, quien se encuentra en un hospital de Nueva York. Es el tercer diplomático de la Cancillería argentina en contraer la enfermedad.

El embajador argentino ante la ONU, Martín García Moritán, se encuentra internado en un hospital de Nueva York por padecer coronavirus (Covid-19) y se convirtió así en el tercer diplomático de la Cancillería argentina en contraer la enfermedad, informaron hoy a Télam Fuentes del Palacio San Martín.

El diagnostico fue confirmado hoy con los resultados del test que le hicieron al diplomático hace días para ver si tenía coronavirus, según señalaron fuentes de la oficina del canciller Felipe Solá.

El embajador argentino ante la ONU fue internado el jueves pasado en el Weill Cornell de Nueva York con un cuadro de fiebre y una neumonía severa.

Casado, padre de cinco hijos y hermano del ex vicecanciller Roberto Garcia Moritán, el todavía embajador ante las Naciones Unidas está culminando su misión de cuatro años en Nueva York, cargo que le fue designado por el gobierno de Mauricio Macri.

Moritán se convirtió así en el tercer diplomático argentino en contraer el virus: los otros dos son el encargado de negocios en Venezuela, embajador Eduardo Porretti, y Juan Corteletti, jefe de Gabinete en la secretaría de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería.

La Cancillería cerró desde ayer el edificio donde funciona el ministerio por una "desinfección preventiva" que ya estaba prevista, más allá del caso confirmado de coronavirus del funcionario Corteletti.

Como el resto de los ministerios, desde el 17 marzo pasado, una dotación mínima de empleados y funcionarios venían concurriendo al edificio ubicado en la esquina de Arenales y Esmeralda, en consonancia con las medidas dispuestas por el Gobierno nacional para contener la expansión del Covid-19 en el país.

De hecho, el canciller Felipe Solá junto a su jefe de Gabinete Guillermo Justo Cháves, su viceministro, Pablo Tettamanti, y el vocero del ministerio Lisandro Sabanés, eran de los pocos que seguían concurriendo al ministerio, que permanecerá cerrado hasta al menos el lunes próximo, cuando finalicen las tareas de desinfección.