26/03/2020 coronavirus

Armar rompecabezas, "pelearse" por sacar la basura y video llamadas, las rutinas del aislamiento social

Son algunos de los nuevos hábitos de los argentinos al cumplirse una semana del aislamiento social preventivo dispuesto por el presidente Alberto Fernández para contener la pandemia de coronavirus.




Armar rompecabezas, "pelearse" para sacar la basura, hacer rutinas de actividades físicas y realizar video llamadas con la familia son algunos de los nuevos hábitos de los argentinos al cumplirse una semana del aislamiento social preventivo dispuesto por el presidente Alberto Fernández para contener la pandemia de coronavirus.

La rutina de Leandro


“La cuarentena me encuentra algo ansioso, con ganas de realizar actividades todo el tiempo, aun cuando en tiempos normales, esos eran tiempos muertos frente a la televisión”, contó a Télam Leandro, que vive solo en un departamento del centro de la localidad bonaerense de Quilmes.

Antes de la cuarentena, se levantaba temprano para ir al gimnasio y luego dirigirse a su trabajo en el centro porteño.

Entre sus actividades, el joven ensayaba con su banda de rock, jugaba al paddel dos veces por semana y también cenaba con su madre y amigos.

“Intento mantener una rutina similar a la normal. Me levanto temprano, hago 40 minutos de ejercicio en el living para luego conectarme de forma remota a mi trabajo. Puedo decir que el trabajo en casa es mucho mejor de lo que pensaba, me siento muchísimo más eficiente trabajando en pantuflas y con el pantalón de Independiente”, señaló.

También reconoció que esta situación lo hizo “disfrutar del balcón”, al que admitió “no había valorado tanto” y que sale “una o dos veces por semana” para comprar alimentos.

“Todas las noches hago una video llamada con mi hermano Ariel y mi sobrino Franco, mi vieja Rita y mi abuela Beatriz, de 91 años”, agregó sobre su rutina.

Las actividades de Martín


Por su parte, Martín, su esposa Eliana y sus dos hijas, Jazmín y Malvina, pasan el aislamiento social preventivo armando rompecabezas en familia y ayudando a las nenas con las tareas del jardín de infantes y la secundaria.

“Tratamos de mantener una cierta rutina incorporando actividades. Hace cuatro días que estamos armando un rompecabezas de mil piezas, que lo vamos haciendo por etapas”, aseguró.

Y agregó: “Incorporamos hacer algo en la casa como ordenar su cuarto después de desayunar y a la noche hablamos con nuestras familias por video llamadas”.

Encuesta

Un análisis realizado en todo el país por las consultoras D´Alessio IROL y Berensztein indicó que el 74% de los encuestados aseguró que la decisión del presidente Fernández de establecer una cuarentena obligatoria fue “adecuada y oportuna”.

En tanto, “el teletrabajo es una modalidad instalada que es aplicable a 4 de cada 10 argentinos, con mayor incidencia entre los millennials (hasta 34 años) y, luego, entre aquellos de 35 a 44 años”.

Por otra parte, el estudio realizado, que abarcó a 886 mayores de 18 años y se hizo el 24 y 25 de marzo, afirmó que “8 de cada 10 personas mencionaron haberse visto afectados en algún aspecto por la propagación del coronavirus y la consecuente imposición de la cuarentena”.


La historia de Agostina


Agostina está cumpliendo la cuarentena junto a su madre Viviana y a su hija Bianca, de 7 años.

La joven aseguró a esta agencia que su rutina “fue lo que más cambió” ya que se despiertan “a cualquier hora” y que comen cuando tienen "hambre”.

“Todos los días Bianca hace la tarea del colegio. Para movernos un poco ponemos clases de zumba por YouTube, ya que a las clases de pole dance, una actividad que hacemos juntas, no podemos ir”, expresó.

Mónica y sus hijos


Otro de los casos llamativos lo relató Mónica, que aseguró que sus dos hijos “se pelean para sacar la basura o sacar a pasear al perro”.

“Antes nadie quería ir a hacer los mandados, pero estando tanto tiempo en casa y ya sin saber qué hacer, mis hijas de 15 y 17 años quieren salir a la calle de cualquier manera, así que se turnan para sacar la basura o pasear a nuestro perro. Por suerte entienden la situación que estamos atravesando y toman todos los recaudos al entrar a casa”, dijo.

Soledad y Emanuel


Por último, Soledad y Emmanuel están cumpliendo la cuarentena junto a su hijo Mariano en su casa de Parque Chacabuco.

Si bien Emmanuel tiene que salir por su trabajo, cuando están los tres juntos aprovechan para jugar con el niño y disfrutar de momentos que durante el año se ven imposibilitados por las obligaciones laborales y de estudio de cada uno.

“Con Mariano estamos pintando con temperas, leyéndole cuentos y jugando con autitos. A pesar de ser una situación difícil a nivel mundial, nosotros tomamos todos los recaudos y disfrutamos de nuestra familia”, aseguró Soledad.