26/03/2020 coronavirus

Apoyo del sector inmobiliario al proyecto para congelar alquileres por 180 das

Los corredores inmobiliarios apoyan la decisión del Gobierno de enviar proyectos de ley al Congreso para suspender los desalojos y congelar los precios de alquileres. Los Inquilinos, por su parte, piden que se suspendan los pagos por seis meses.



Los principales actores del sector inmobiliario apoyaron el proyecto del Gobierno para congelar los precios de los alquileres y suspender los desalojos por 180 días, en el marco de la pandemia del coronavirus.

El presidente Alberto Fernández anunció el miércoles el envío de un proyecto de ley al Congreso para suspender los desalojos y congelar los precios de alquileres y cuotas de créditos hipotecarios "por el término de seis meses" en medio de la emergencia sanitaria.

Inmobiliarias

"Hay que reconocer que tanto el Gobierno nacional, provincial y municipales están tomando medidas acertadas. Es una medida con la que estamos totalmente de acuerdo, hay que ver el proyecto definitivo", dijo a Télam el titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Alejandro Bennazar.

"Se está contemplando trasladar todo lo que es la actualización a futuro; la preocupación es muy grande, estamos hablando no sólo de comercio, sino también de vivienda y de acceso al hogar", añadió.

Bennazar señaló que "el mercado inmobiliario argentino está bastante preocupado por la familia" y agregó que la cámara preparando un documento dirigido al gobierno para ponerse "a disposición y hablar de la digitalización de los contratos, firma digital y sistemas de pagos, lo que tiene que ver con la bancarización del sistema".

"Ese es el punto fuerte de nuestros aportes", sostuvo.

Por su parte, el empresario inmobiliario Daniel Zampone dijo a Télam que "en primer lugar, lo ideal es que inquilino y propietario puedan negociar y que prime la buena fe, entendiendo que habrá un inevitable corte de la cadena de pagos por razones de fuerza mayor".

El especialista señaló que "hay que ayudar a los inquilinos sin perder de vista que los propietarios son trabajadores que dejaron el capital acá o jubilados que acompañan su jubilación con una renta que lo ayuda a llegar a fin de mes".

En tanto, Juan Pablo Baca, consultor de Coldwell Banker Argentina & Uruguay, dijo a esta agencia que "los precios quedarían congelados al 20 de marzo pasado".

"Esto solo afecta a los contratos de alquiler que tenían estipulado algún ajuste en estos meses (el mismo será retrasado). Por lo pronto, no incluirían las renovaciones de los contratos", comentó.

"Los ajustes suspendidos se actualizarán progresivamente luego de que pasen los 180 días. Es decir, los incrementos no pagados se distribuirían posteriormente hasta el fin del contrato. Es importante aclarar esto: tarde o temprano se terminará pagando el contrato estipulado", explicó Baca.

En relación con los inquilinos, dijo que deben "tener en cuenta que lo que se congela, luego se descongela".

El empresario Sebastián Cantero, de TBSA Toro Brokers SA, manifestó que está "de acuerdo con las medidas que está tomando el Gobierno nacional de la postergación de 180 días de los aumentos de alquileres y con los hipotecarios también".

"Es el momento que se tiene que actuar con la mayor buena fe posible porque es muy crítico, la gente tiene que sentarse y hablar cómo salir de esta crisis", sostuvo en diálogo con Télam.

Observó que "por un lado hay contratos que se están venciendo, que no se pueden mudar y hay alquileres que no pueden aumentarse porque está la Argentina en un absoluto parate, por lo cual es imposible pensar en el pago de sumas superiores a las que se venían pagando porque ya las que actualmente tenemos son de difícil cumplimiento".

La posición de los inquilinos

En tanto, el presidente de la Federación de Inquilinos, Gervasio Muñoz, consideró "muy importante" el envío del proyecto, pero pidió directamente la cesación de los pagos por seis meses.

"Es muy importante porque después de muchísimos años el Estado vuelve a intervenir en el acceso a la vivienda", destacó Muñoz a FM La Patriada, no obstante lo cual remarcó: "Estamos pidiendo la suspensión del desalojo y del pago de alquileres porque, si no, las tensiones van a ser muy fuertes".

Consideró que "lo ideal sería tener una política segmentada", e indicó que "la situación de la vivienda hoy es gravísima y hay mucha gente que en abril no va a poder pagar", y remarcó que el "inconveniente" hoy es la imposibilidad de mudarse.

"Nadie se puede mudar, está prohibido el tránsito de bienes y personas. El que pagó otra vivienda, o la seña, tiene que quedarse donde está, no hay más posibilidades que eso", señaló el representante de inquilinos.

En tanto, el viceprensidente del Colegio de Martilleros y Corredores de la Provincia de Buenos Aires, José María Sacco, dijo a Télam que "estas medidas y otras llevarán tranquilidad a muchos inquilinos" y solicitó que se analice la posibilidad de que los pagos de los cánones locativos "se realicen en cuotas dentro del mes correspondiente y en el que no corran intereses punitorios".

Por último, el presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba), Armando Pepe, señaló a radio Continental que "es una propuesta muy sensata por parte del presidente (Alberto Fernández)", y subrayó que "las dos partes, inquilinos y propietarios, están perjudicadas en esta pandemia viral y económica que estamos viviendo".

Pepe estimó que "va a primar el esfuerzo compartido" y propuso que "haya un prórroga de los contratos que se vencían ahora, con tarifa congelada, por 60 ó 90 días".

"Un inquilino cuyo contrato vence, por ejemplo, el 31 de marzo no se va a poder ir, porque no va a encontrar quién le haga la mudanza", explicó Pepe.

Nadie se puede mudar, está prohibido el tránsito de bienes y personas. El que pagó otra vivienda, o la seña, tiene que quedarse donde está, no hay más posibilidades que eso

Gervasio Muñóz


De acuerdo a datos surgido en la última Encuesta Permanente de Hogares del Indec, el porcentaje de hogares inquilinos residentes en los 31 mayores aglomerados urbanos es de 18,4%.

Según una Encuesta Nacional de Inquilinos realizada por la Federación Argentina de Inquilinos, alrededor del 45% de los ingresos que percibe cada hogar se destina al pago del alquiler.