26/03/2020 Para facilitar sus tareas

Funcionan los carriles exclusivos de acceso para el personal de seguridad y sanidad

La Ciudad determinó que en los accesos habilitados el carril izquierdo sea para personal de salud y seguridad, el central para autos partriculares con la debida autorización y el derecho para camiones y colectivos.


El gobierno porteño amplió los carriles exclusivos de acceso a la Capital Federal para los 250 mil trabajadores de la salud, seguridad y abastecimiento autorizados a circular.

Se estableció que el personal de sanidad y seguridad podrá ingresar y salir de la Ciudad por todos los puntos habilitados, ya sea los destinados a camiones, transporte público o de uso general y su prioridad será el carril izquierdo.

La Ciudad determinó que en los accesos habilitados el carril izquierdo sea para personal de salud y seguridad, el central para autos partriculares con la debida autorización y el derecho para camiones y colectivos. Pero el tránsito pesado también podrá circular por los carriles exclusivos de colectivos "para favorecer el abastecimiento".

Entre los accesos en los que podrán circular tanto camiones como colectivos está el puente Victorino de la Plaza ubicado entre Pompeya y puente Bosch y acceso desde provincia a la avenida Vélez Sársfield y luego a Entre Ríos y Callao.

"Esto permitirá descomprimir puente Pueyrredón, agilizando la entrega y provisión de alimentos y el tránsito en general", destacó el gobierno porteño.

Además el operativo de control sobre puente Pueyrredón se desplaza 1500 metros para permitir una mejor distribución del tránsito. Este viernes se ubicará antes de llegar a la avenida Suárez.

En tanto, a la altura de La Usina del Arte, a partir de las 5 de la madrugada, se sumará un nuevo control en los tres carriles de ingreso a la Ciudad para "reforzar los del lado provincia, en Dock Sud y Hudson".

En total son 33 los accesos habilitados, 20 para el personal de sanidad, colectivos y camiones y 13 también para el personal de sanidad y vehículos particulares con permiso.


El jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta aseguró que van a ser "muy duros e inflexibles con quienes no tienen permiso para entrar y circular por la Ciudad", y destacó que tienen que "garantizar que cerca de 250 mil personas que trabajan en los sistemas de salud, seguridad, recolección de basura, alimentos y farmacias, puedan circular de forma rápida".

En los accesos permitidos a la Ciudad se formaron largas filas de autos que provocaron demoras para el ingreso de trabajadores habilitados.

Marcelo D´Alessandro, secretario de Seguridad porteño, aseguró que "muchos se tomaron el jueves como un día hábil y se movilizaron" y precisó que en la Ciudad hubo "10 mil pedidos por hora para los permisos" de circulación.

"Necesitamos la responsabilidad y el sentido común de todos. Todavía hay gente que no entiende que tiene que quedarse en su casa", dijo.

D´Alessandro aseguró que "se está analizando dar una oblea o algo que se vea bien para que pongan en el vidrio los trabajadores autorizados para que pasen rápido" y advirtió que a los conductores que no puedan comprobar su circulación se les retendrá el vehículo.