24/03/2020 24 de marzo

Cecilia Rossetto: "Los pauelos blanco y verde unen fcilmente a las generaciones"

La artista evoca este 24 de marzo reivindicando la memoria la verdad y justicia, y la esperanza que le da la nueva lucha por el aborto seguro, legal y gratuito a las jóvenes.


La artista Cecilia Rossetto atraviesa la pandemia que la obligó a suspender un par de presentaciones porteñas y a 44 años del Golpe de Estado se siente “esperanzada por el modo en que los dos pañuelos, el blanco que me acompañó la mitad de mi vida y el verde que me pasó mi hija, unen fácilmente a las generaciones”.

“Recibí de mi suegra Yolanda (madre de su primer marido Hugo González Castresana detenido-desaparecido desde agosto de 1976) el pañuelo blanco de las Madres y la generación de mi hija Lucía Balducci me ha pasado a mí el pañuelo verde por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito”, relata Rossetto durante una entrevista con Télam.

A los 71 años la actriz, cantante y maestra que lleva medio siglo de egresada de la Escuela Nacional de Arte Dramático pasa los días de aislamiento social por el coronavirus entre la incertidumbre, la denuncia, el disfrute y la calma.

Recibí de mi suegra Yolanda el pañuelo blanco de las Madres y la generación de mi hija Lucía Balducci me ha pasado a mí el pañuelo verde por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito


Cecilia Rossetto

Por un lado la intérprete destaca “la conciencia social y la solidaridad para cuidarnos a nosotres y a los demás con la certeza de que ahora hay Estado”, pero alerta que "si se para la máquina debiera pararse para todos".

“La situación de quienes vivimos con nuestro trabajo al día es delicada porque, además, pasó (el gobierno de) Macri que a muchas personas nos confinó a cuatro años de mucha quietud, angustia y soledad ante la certeza de que el gobierno no te quiere ni te va a ayudar. Eso produce un daño psicológico inmenso”, describe.

La creadora que fue agregada cultural del consulado argentino en Barcelona (2004-2007) repasa que durante la gestión macrista “hice las series ‘Un gallo para esculapio 2’ y ‘Atrapar a un ladrón’, trabajos que junto a mi espíritu de austeridad que me acompañó toda la vida, me permitieron la subsistencia”.

En cuanto a quedarse encerrada, la figura de frondosa obra dramática en cine, teatro y televisión asegura que “no me repercute esto de quedarme en mi casa. Siento que en mi casa lo tengo todo. Paredes cubiertas de discos y libros y eso unido a una computadora y a un celular me hace sentir que lo tengo todo”.

“Mi casa –compara- es un poco como era el Tugurio de Osvaldo Bayer (por la casa del historiador, escritor y periodista en el barrio porteño de Belgrano). Con los materiales que tenía ahí, un vermucito y algunos amigos lo pasaba genial”.

Cecilia revela que en su hogar “me encuentro con palabras de Rosa Luxemburgo, Susan Sontag o Idea Vilariño y es porque mi casa está plagada de textos de toda esa gente”.

Son las voces de esas mujeres, entre otras de autores varios, las que estructuraban el espectáculo que Rossetto planeaba estrenar este mes en compañía de los músicos Walther Castro bandoneón y Julián Caeiro en piano.

En esa propuesta que aspira a llevar al vivo en cuanto la pandemia lo permita “por primera vez cantaré en escena temas de amigas muy queridas y entrañables como Marilina Ros y Teresa Parodi que son unas artistas fantásticas”, avisa con entusiasmo.

Los conciertos prometen, además, cruzar otros nombres de peso como los de Eladia Blázquez , Leda Valladares, María Elena Walsh, Tita Merello, Evita, Mercedes Simone, Marina Rossell, Nelly Omar, Alfonsina Storni, Homero Expósito, Astor Piazzolla, Julio Cortázar y Enrique Santos Discépolo.

Télam: Toda su historia artística esta signada por su labor como actriz y cantante ¿Cómo se llevan esas dos facetas?
Cecilia Rossetto: La actriz y la cantante en mí tienen relaciones carnales. Es mi formación desde los 14 años y aunque quisiera es imposible separarlas porque ambas están en mi ADN desde que era muy chica.

T: ¿O sea que disfrutó de trabajar en las series “Un gallo para Esculapio 2” y “Atrapar a un ladrón”?
CR: Totalmente. Estuve rodeada de actores y directores fabulosos en dos proyectos que me encantaron, Ojalá todos los años tuviera proyectos con producciones tan comprometidas con lo artístico y tan profesionales. Esos trabajos me devolvieron oxígeno en vena.

T: Entonces ese par de seres la seguirán habitando…
CR: Espero que sí. Pero además soy una gran lectora y el trabajo que a mí me gustaría tener en la vida es el de investigadora. De hecho hace unos años atrás soñaba con ofrecerme a colaborar con el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que es una organización no gubernamental que admiro profundamente. Obviamente no tengo mucho que aportarle, pero sí me hizo inmensamente feliz haber podido llevar a integrantes del EAAF a dar conferencias y cátedras a Barcelona en el tiempo en el que trabajé en el consulado argentino allí.