07/03/2020 antes de la medida de fuerza

El Gobierno defendi las retenciones y crecen las diferencias en las entidades del campo

La primera medida de fuerza del sector agropecuario contra el gobierno sigue siendo tema de discusión. El secretario de Alimentos y Bioeconomía, Marcelo Alós, defendió el nuevo esquema, mientras que persiste el debate dentro de la Federación Agraria Argentina.



El secretario de Alimentos y Bioeconomía, Marcelo Alós, defendió el nuevo esquema de retenciones implementado por el gobierno nacional, en tanto persiste el debate dentro de la Federación Agraria Argentina (FAA) cuyo titular, Carlos Achetoni, reconoció que hay sectores que dudan y temen participar del cese de comercialización convocado por la Mesa de Enlace.

La primera medida de fuerza del sector agropecuario contra el gobierno sigue siendo tema de discusión, tanto entre el oficialismo y las entidades como también dentro de las propias agrupaciones ruralistas.

Alós asistió hoy a la Fiesta Nacional de la Vendimia que se realiza en Mendoza en representación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, y fundamentó la suba de tres puntos porcentuales de las retenciones a las exportaciones de soja que generó la protesta de las entidades que conforman la Mesa de Enlace.

"No nos sentimos cómodos tomándolas, pero tenemos que preservar el equilibrio fiscal después de años con una compleja situación fiscal. En 25 productos se han bajado las retenciones como estímulos, y solamente se incrementó un solo producto que es la soja, en tres puntos", explicó Alós.

El funcionario defendió que ese porcentaje "se aplicará a sólo el 25 por ciento de los productores que son los que producen más de mil toneladas, con un esquema de segmentación para el restante".

Al participar en Mendoza del tradicional desayuno de la Cooperativa Vitivinícola Argentina (Coviar), Alós también adelantó que "está en estudio" reducir gradualmente la alícuota del 5% que tributan las exportaciones vitivinícolas.



"Vamos a seguir trabajando para establecer esquemas que nos garanticen la recaudación, pero que sirvan para que se paguen menos retenciones y se exporte más a través de incentivos para exportar con valor agregado", señaló.

El debate por la medida también continúa al interior de la Federación Agraria, la entidad históricamente más combativa y que ayer dio libertad de acción a sus afiliados para adherir o no al cese de comercialización que se realizará durante cuatro días de la semana próxima.

Dirigentes de la filial Tandil de la Federación Agraria, una de las más poderosas por la región que representa, adelantaron que no se sumarán a la medida de fuerza que consiste en la no comercialización de granos y hacienda.

En cambio, el Distrito III de la FAA Entre Ríos informó hoy en un comunicado que adhiere al cese de comercialización declarado a nivel nacional por el sector agropecuario.

"En Entre Ríos se mantiene la unidad de los productores y sus entidades, como un mandato indiscutido de las bases", señaló el texto.

Y agregó: "Convocamos a todos los productores a adherir al Paro Agropecuario, decretado por 96 horas sin la comercialización de granos y ganados. En la Federación Agraria Entre Ríos tenemos en claro las banderas y principios que defendemos, que además han quedado expresados en la declaración pública, aprobada en la multitudinaria Asamblea de productores realizada en Villaguay en enero pasado".

En este clima de debate interno, el presidente de la FAA, Carlos Achetoni, reconoció hoy que hay sectores que dudan en adherir al cese de comercialización previsto para la semana próxima, y aseguró que dentro de la institución "hay actores que están trabajando para el Gobierno".

"Ha habido algunas advertencias de algunos sectores propios de qué puede pasar si tomamos esta medida, por lo cual hemos liberado a las bases para que cada una se exprese y se adhiera o no si quiere el paro", indicó Achetoni en declaraciones a radio Mitre.

Sobre el debate en el seno de FAA, Achetoni comentó: "En mi entidad me ha costado mucho, producto de que hay política interna oficialista de por medio. Hay mucha gente asustada de que si va al paro se le va a sacar los beneficios de esta segmentación" anunciada por el Gobierno.

La segmentación establece compensaciones para productores de soja de hasta 1.000 toneladas anuales a quienes no afectará el incremento de 3 puntos porcentuales en las retenciones a la soja dispuesto por el Ejecutivo.

En cuanto a la influencia de la oposición en el reclamo de las entidades ruralistas, Achetoni consideró que "pueden haber actores que se mezclan con el descontento generalizado, como también hay actores dentro de mi entidad que están protegiendo o trabajando para el Gobierno. Esto hace mal de cualquiera de los dos lados, porque empaña la realidad que queremos mostrar".