07/03/2020 retenciones

Vallejos: "Es un lockout patronal de una minora privilegiada"

La presidenta de la comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados dialogó con Télam y brindó su mirada sobre el paro convocado por la Mesa de Enlace. "Es evidente también que a ese sector no le importa la suerte de los productores más chicos", consideró.

Por Silvia Rajcher

La presidenta de la comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados, Fernanda Vallejos, aseguró que el paro convocado por la Mesa de Enlace es un "lockout patronal" que expresa "la mirada de una minoría privilegiada" y que deja al descubierto "la falta de solidaridad" con los pequeños productores agropecuarios, que "se verán beneficiados" por la medida adoptada por el gobierno.

En un reportaje con Télam, la economista y diputada del Frente de Todos hizo un balance de las medidas económicas para el campo que se instrumentan desde que asumió el gobierno de Alberto Fernández, donde destacó los beneficios que tendrán las pymes agropecuarias, en medio de un difícil contexto económico.

La diputada analizó, en este marco, el cese de comercialización de granos que convocó desde el lunes y hasta el 12 de marzo inclusive la Mesa de Enlace, entidad que integra la Federación Agraria Argentina (FAA), junto a la Confederaciones Rurales (CRA), Coninagro y la Sociedad Rural Argentina (SRA).

-Télam: ¿Cuál es su evaluación sobre el paro anunciado por las entidades del campo?
-Vallejos: Del lockout patronal anunciado por organizaciones agropecuarias, tal vez lo que más espanta es la pronunciada falta de solidaridad que se pone de manifiesto al interior del propio sector. Cuando se observa el contenido concreto de la medida que supuestamente la motivó, se ve con claridad que es progresiva y que el impacto fiscal es neutro, ya que el aumento de 3 puntos en las retenciones es solamente para un grupo minoritario que son 14.484 productores sojeros. Del otro lado, hay 40.406 productores sojeros más chicos, los de otros cultivos y economías regionales, que fueron además los que perdieron durante los últimos años, y que hoy ganan con la medida.

-Télam: ¿Y cuál es el impacto que tendrán las medidas anunciadas por el gobierno en las economías regionales?
-Vallejos: Por cierto, la medida implica menores derechos de exportación para 22 productos de economías regionales, que abarcan 651 posiciones arancelarias. En lo que hace a la distribución territorial, la mejora que se desprende de la medida, beneficia a las regiones pampeana, NEA, NOA y Patagónica. Por ejemplo, en productos como el aceite de girasol, la harina de trigo o el maní, la disminución de las alícuotas significa un ingreso adicional de entre 20 y 60 millones de dólares anuales para los exportadores. Además, por las compensaciones que también se estipulan, 3 de cada 4 productores de soja pagarán menos derechos de exportación.

Del lockout patronal anunciado por organizaciones agropecuarias, tal vez lo que más espanta es la pronunciada falta de solidaridad que se pone de manifiesto al interior del propio sector



-Télam: ¿Entonces este nuevo esquema es más progresivo?
-Vallejos: Es insoslayable que se configura un esquema más progresivo, que diferencia entre pequeños y medianos productores y grandes empresas exportadoras, en un sector altamente concentrado. Y, ergo, es igualmente insoslayable que las organizaciones que convocan al lockout están expresando el interés de una minoría privilegiada, sin considerar el de una mayoría dentro del propio sector, así como de las economías regionales. Los 14.484 grandes sojeros (que son el 26 del total del complejo) comercializan el 76 por ciento de la soja producida en el país.

-Télam: ¿Usted cree que hay un desinterés de los grandes grupos con los pequeños productores?
-Vallejos: Es evidente también que a ese sector no le importa la suerte de los productores más chicos, beneficiarios de una medida que, para los que producen hasta 100 toneladas anuales, establece la percepción de una compensación de $1.836 por tonelada producida y vendida al exportador, que irá gradualmente decreciendo en función de su categoría productiva. La medida apunta a distribuir el esfuerzo fiscal de manera progresiva, pero los que mejor están y más capacidad tienen de contribuir lucen carentes de cualquier sentimiento de solidaridad y de sentido de comunidad nacional.

Es evidente también que a ese sector no le importa la suerte de los productores más chicos

-Télam: De acuerdo a sus respuestas, ¿cree que hay un sector del campo que no comprende la realidad económica del país?
-Vallejos: Tampoco les preocupa la prosperidad del país que necesita trazar un sendero de desarrollo que indudablemente debe contemplar la diversificación de la canasta exportadora que está medida busca promover. Cuando la SRA fogonea el lockout patronal, les está diciendo a todos los argentinos y a los propios productores agropecuarios que no pertenecen al selecto grupo de los 15.000 grandes, que el interés de esa minoría, para la sociedad rural, vale más que el del conjunto de la Nación. Es por eso que hacen este lockout, se trata de una decisión política en contra de un gobierno que fue votado para representar el interés de las mayorías a las que la Sociedad Rural desprecia.

-Télam: ¿Usted cree que hacen este paro porque no les gusta el gobierno nacional?
-Vallejos: Desprecian al gobierno que no los tiene, como en el pasado reciente, como beneficiarios exclusivos de la política económica, y que, por el contrario, viene a honrar el mandato popular. En una Argentina donde 14 millones de compatriotas no pueden asegurar su alimentación, de acuerdo con datos de la ONU, la mezquindad de los privilegiados, avergüenza. Y, además, la prepotencia de la oligarquía es muy triste para la democracia.