06/03/2020 Buenos Aires

Kicillof destac necesidad de una "polica profesionalizada y jerarquizada"

El gobernador de la provincia de Buenos Aires abogó por una Policía Bonaerense que esté equipada y formada y pidió a los efectivos que "pongan esfuerzo y voluntad" en su trabajo.




El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, abogó hoy por una Policía Bonaerense "profesionalizada y jerarquizada, que esté equipada y formada" y pidió a los efectivos que "pongan esfuerzo y voluntad" en su trabajo, al poner oficialmente en funciones a los nuevos jefes de la fuerza.

"A partir de hoy tenemos una nueva cúpula policial y venimos a pedirles que trabajen todos los días, que pongan su esfuerzo, su voluntad, y que hagan sentir a todos los y las bonaerenses el orgullo de su Policía, y para eso necesitamos que simplemente cumplan con su vocación y su deber", afirmó el mandatario provincial durante un acto en el que, además, calificó como "exitoso" el Operativo Sol.


Durante el encuentro, Kicillof puso oficialmente en funciones al Superintendente General de la Policía, comisario general Daniel Alberto Garcia (53), y al Subcoordinador General Operativo, comisario general Jorge Oscar Figini (50).

García había quedado interinamente a cargo de la Policía el 13 de diciembre pasado, cuando pasó a retiro el entonces jefe, Fabián Perroni, pero recién fue oficializado esta mañana, al igual que Figini.



Según se informó, el comisario García ingresó a la Escuela de Policía "Juan Vucetich" hace 31 años y su primer destino fue la comisaría 10ma. de Tres de Febrero y luego pasó por diferentes dependencias, estuvo a cargo de las jefaturas departamentales de San Martín y La Matanza, las DDI Morón y La Matanza, la Superintendencia de Seguridad AMBA Oeste y su último cargo fue Subcoordinador General de Policía.

Mientras que Figini, quien también es abogado, entró a la Escuela Vucetich en 1987 y su primer destino fue la comisaría 12da. de La Plata y estuvo a cargo de la secretaría de la Superintendencia de Coordinación Operativa, de la Secretaría General de Policía, al frente de las superintendencias de Institutos y Formación Policial, y de la Planeamiento y Operaciones Policiales.

"Necesitamos una policía profesionalizada, jerarquizada, equipada, formada, es un compromiso de este gobernador, pero necesitamos además de la eficacia, de una policía decente, humanizada, que esté al servicios de los bonaerenses, con vocación democrática", añadió el mandatario provincial.

Kicillof formuló estos conceptos durante un discurso que pronunció en la Escuela de Policía Juan Vucetich, ubicada en el kilómetro 17,500 del camino Parque Centenario, partido de Berazategui, donde se dio por concluido el Operativo Sol.

En el encuentro estuvieron presentes la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, y el ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, quien aseguró que en la nueva cúpula policial "no hay lugar" para "aquellos que creen que al vecino se lo defiende o lo cuida desde la acción corporativista".



"Esta es una fuerza de 90 mil hombres y mujeres, en un país donde se eligen representantes y se respeta la decisión del pueblo y ese espíritu democrático está en todas las directivas emanadas por la cúpula policial", dijo.

Berni fundamentó que la elección de García y Figini "no ha sido por el azar", y aseguró que "tendrán que llevar adelante las transformaciones estructurales para que los uniformados sean parte de una policía moderna, eficiente, creíble y, por sobre todas las cosas, confiable".

"Las nuevas autoridades llevan la enorme responsabilidad y el gran orgullo de conducir esta fuerza, que tiene su ámbito de trabajo en un país donde se eligen a sus representantes y se respeta la decisión de su pueblo", señaló el funcionario provincial.



Finalmente, Berni pidió a los nuevos jefes que trabajen para "cuidar el mayor capital que tiene esta institución, que son sus hombres y sus mujeres, y enseñarles el camino de la profesionalización".

En el encuentro, Berni también recordó a los padres de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado en la ciudad balnearia de Villa Gesell el 18 de enero pasado y por el cual se encuentran detenidos diez rugbiers oriundos de Zárate.

El ministro envió el "acompañamiento de estos hombres y mujeres a la familia de Fernando, que fue salvaje y cruelmente asesinado en Villa Gesell" y efectuó un reconocimiento "a los policías Russo y Virginia Pérez", que fueron quienes "hicieron lo imposible para sostener la vida" del joven.