01/03/2020 asamblea legislativa

El Plan Argentina contra el Hambre, una prioridad del Gobierno

Alberto Fernández reafirmó, al inaugurar el período de sesiones ordinarias del Congreso, al tema como uno de los centrales de su gestión y destacó la puesta en marcha del programa, al que definió como una "herramienta para motorizar la economía de abajo hacia arriba".


El presidente Alberto Fernández reafirmó, al inaugurar el período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional, a la lucha contra el hambre como una "prioridad" del Gobierno y destacó la puesta en marcha del Plan Argentina contra el Hambre, al que definió como una "herramienta para motorizar la economía de abajo hacia arriba" y generar una "cadena virtuosa" que acerque a productores y consumidores.

"La lucha contra el hambre es nuestra prioridad, porque comer no puede ser un privilegio", aseveró el mandatario en su discurso de 80 minutos ante la Asamblea Legislativa, en el que dedica un fragmento especial a la centralidad de ese programa y de la tarjeta Alimentar, distribuida en todo el país.

"Pusimos en marcha, de modo plural y participativo, un plan que aspira a que todos los argentinos, sin distinción alguna, se conviertan en actores de la epopeya que supone derrotar al hambre que asola a nuestros compatriotas", reflexionó el Presidente, en el discurso con el que inauguró -ante la Asamblea Legislativa- las sesiones ordinarias del Congreso Nacional.

La lucha contra el hambre es nuestra prioridad, porque comer no puede ser un privilegio

Alberto Fernández

En este sentido, destacó que "casi un millón de familias ya son titulares de la tarjeta Alimentar, incluyendo a un 1,6 millones niños y niñas de 0 a 6 años, embarazadas y discapacitados con AUH, que logran el acceso a una canasta alimentaria de calidad, con leche fluida, verduras, frutas, carne y otro tipo de alimentos frescos".

Al destacar el carácter federal del Plan Argentina contra el Hambre, el mandatario subrayó la importancia de que "la inyección de más de 70.000 millones de pesos anuales (más de 1.000 millones de dólares) que representa la tarjeta AlimentAR quede en los pueblos de nuestra Patria".

Por otro lado, dijo que su gobierno tiene bajo análisis "las estructuras de costos de los eslabones de la producción para trabajar en las diferentes relaciones entre intermediarios, logística, canales de comercialización y evitar los abusos de posición dominante".

El Presidente explicó que el plan tiene un "criterio federal" y adelantó que "será potenciado de modo complementario con el Programa 'Pro Huerta', que permitirá el establecimiento de más de 200.000 huertas familiares en todo el país".

"Es también una herramienta para motorizar la economía de abajo hacia arriba", apuntó Fernández y destacó: "En todo el país comienzan a surgir ferias de la economía social y la agricultura familiar, almacenes y comercios de barrio que ven cómo crecen sus ventas y ofrecen de modo solidario descuentos y promociones a los titulares de la tarjeta Alimentar".


La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) "advirtió que la inseguridad alimentaria tuvo un incremento del 71% entre 2015 y 2018 en nuestro país y fue uno de los saltos más importantes registrados a nivel mundial", apuntó el Presidente.

"La lucha contra el hambre es nuestra prioridad porque comer no puede ser un privilegio", concluyó Fernández, quien, no obstante, señaló que "por supuesto que todo este esfuerzo sería incompleto si no desarrolláramos herramientas más eficaces para hacer un seguimiento estricto de la evolución de los precios".