29/02/2020

Muerte y devastacin: una mirada al costo humano de la guerra

Se estima que, desde que comenzó el conflicto en 2001, hubo unos 160.000 muertos como efecto directo de la violencia o por el colapso de los servicios y la infraestructura básica.


La guerra iniciada en Afganistán en 2001 ha dejado un reguero de sangre y destrucción, con estimaciones de unos 160.000 muertos y más víctimas fatales día tras día como efecto directo de la violencia o por el colapso de los servicios y la infraestructura básica.

Este mes, un informe de la ONU estimó que más de 100.000 civiles afganos murieron o resultaron heridos tan solo en la última década, desde que la organización empezó a documentar las víctimas del conflicto, en 2009.

Según el informe, los muertos civiles ascienden al menos a 35.518, de los cuales 3.400 se registraron el año pasado. El año más letal para los civiles fue 2016, con 7.925 muertos, de acuerdo con la ONU.

Otro de los informes más citados sobre víctimas en Afganistán, el del Instituto Watson de la Universidad de Brown, de Estados Unidos, afirma que más de 43.000 civiles murieron por la guerra desde 2001, sobre un total de unas 157.000 personas.

Las víctimas de las fuerzas

Es difícil saber cuántos soldados afganos han muerto, ya que Afganistán dejó de publicar las cifras oficiales en 2014.

En enero de 2019, sin embargo, el presidente Ashraf Ghani dijo que 45.000 miembros de las fuerzas de seguridad habían muerto solo desde 2014.

El informe del Instituto Watson, por su parte, los cifra en 58.596, incluyendo soldados y policías, en toda la guerra.

En cuanto a las fuerzas militares extranjeras, al menos 2.440 soldados estadounidenses murieron y 20.320 resultaron heridos en la guerra de Afganistán hasta el 7 de julio de 2018, la última vez que el Pentágono actualizó las cifras.

Además, otros 1.720 combatientes estadounidenses contratados por empresas de seguridad privadas fallecieron en el conflicto.

Si a los soldados estadounidenses muertos se suman los de otros países de la coalición, el número asciende a 3.459, según la última actualización, de agosto de 2018.
 

El Reino Unido fue el país que más soldados perdió, con al menos 456.

El mayor número de militares estadounidenses muertos en un solo hecho ocurrió el 6 de agosto de 2011, cuando la caída de un helicóptero derribado en la provincia de Wardak dejó 30 estadounidenses fallecidos.

El militar de mayor rango muerto en hostilidades en Afganistán fue el general Harold J. Greene, en agosto de 2014.

Un fallecido argentino

Uno de los soldados estadounidenses muertos en Afganistán era el marine argentino Juan Manuel Torres, de 35 años, en un accidente de trabajo el 12 de julio de 2004.

Torres había nacido en Córdoba en 1969 y se radicó con sus padres en los Estados Unidos cuando tenía sólo un año. Estudió Ciencias Económicas y luego ingresó en el Ejército estadounidense como voluntario.