27/02/2020 Siria

Rebeldes retomaron una ciudad clave en el norte del pas

Según la ONU, casi 950.000 civiles han tenido que abandonar sus hogares desde principios de diciembre, y más de 300 murieron por la violencia armada.


Rebeldes islamistas apoyados por Turquía reconquistaron este jueves una estratégica ciudad del noroeste de Siria pocos días después de haberla perdido a manos del Ejército y cortaron la autopista que une las dos ciudades más grandes del país, días después de que el gobierno la reabriera por primera vez desde 2012, informaron activistas.

La reconquista de Saraqeb, que queda sobre la autopista entre Damasco y Alepo, es un revés para las fuerzas del presidente sirio Bashar al Assad, que han logrado grandes avances en su ofensiva, apoyada por la aviación de Rusia, en la norteña región de Idleb, que es el último bastión rebelde en Siria.

El gobierno sirio había calificado la reapertura de la autopista, conocida como M5, como una enorme victoria justo cuando la guerra se acerca a su noveno aniversario, el mes próximo.



La ofensiva sirio-rusa en Idleb ha causado una catástrofe humanitaria y el mayor éxodo forzoso de personas desde el comienzo de la guerra en Siria, en marzo de 2011.
Según la ONU, casi 950.000 civiles han tenido que abandonar sus hogares desde principios de diciembre, y más de 300 murieron por la violencia armada.

La mayoría de los desplazados -de los cuales la mitad son niños- huyó hacia el Norte a zonas cercanas a la frontera con Turquía, lo que ha desbordado la capacidad de campamentos de refugiados justo en coincidencia con un invierno particularmente frío.

La ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos, afín a la oposición, dijo que insurgentes de la filial siria de la red islamista Al Qaeda tomaron Saraqeb luego de intensos bombardeos de fuerzas de Turquía, que apoya a los yihadistas.

Desde el interior de Saraqeb, un activista opositor dijo que la ciudad estaba bajo control rebelde otra vez y subió un video a Internet en el que un combatientes insurgente dice que las fuerzas del gobierno "huyeron como ratas", informó la cadena CNN.


El conflicto en el norte de Siria

El Observatorio dijo que más de 60 combatientes de ambas partes murieron en combates en Saraqeb desde ayer, y agregó que el Ejército sirio lanzó una contraofensiva para retomar la ciudad, con la cobertura de ataques aéreos rusos.

La agencia de noticias estatal siria SANA informó de intensos enfrentamientos en Saraqez y dijo que los insurgentes habían enviado atacantes suicidas a bordo de coches bomba y que las fuerzas turcas habían bombardeado la zona.

Agregó que un pequeño grupo de rebeldes cortó la autopista en lo que calificó de "ejercicio de propaganda", y que "las tropas sirias se están encargando de ellos".


Turquía tiene fuerzas en el norte de Siria que, junto a los rebeldes, luchan contra el Ejército sirio y contra combatientes kurdo-sirios a los que Ankara considera una amenaza para su seguridad.

Turquía exige que las fuerzas sirias que operan en Idleb se replieguen hasta las líneas de un alto el fuego previo que había sido fruto de un acuerdo alcanzado con Rusia en 2018 pero que desde entonces ha colapsado.

Apoyados por la aviación rusa, las fuerzas sirias han retomado decenas de ciudades, localidades y poblados en Idleb, incluyendo los últimos tramos de la autopista M5, que corre de norte a sur del país.

Las tropas sirias habían retomado Saraqb a principios de este mes, logrando recapturar la última gran localidad en manos de rebelde de las que quedan sobre la autopista.

En las últimas semanas, Turquía ha enviado miles de soldados a Idleb.

Al menos 19 efectivos turcos murieron en enfrentamientos con el Ejército sirio solo este mes.

El Ministerio de Defensa turco informó este jueves que dos soldados turcos murieron ayer en Idleb en un ataque aéreo y que otros dos resultaron heridos.

El Ministerio dio que respondió al ataque bombardeando a las fuerzas sirias, a las que destruyó un sistema de defensa contra misiles, una ametralladora anti-aérea, tres tanques, un vehículo de municiones y dos vehículos de construcción.