27/02/2020 Jubilaciones de privilegio

Los judiciales realizan un cese de tareas con movilizacin

La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación marcha al Palacio de Tribunales. Es en rechazo al proyecto de ley en tratamiento en Diputados que busca modificar los aportes jubilatorios de jueces y fiscales. Evalúan más medidas de fuerza.


La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) concretó hoy un cese de tareas con movilización al Palacio de Tribunales, en rechazo al proyecto de ley en tratamiento en la Cámara de Diputados que busca modificar los aportes jubilatorios de jueces y fiscales.

Los judiciales, conducidos por el dirigente Julio Piumato, suspendieron sus tareas a las 10 y se reunieron frente al Palacio de Justicia, sobre la calle Lavalle, bajo la consigna “en defensa de una jubilación igualitaria" y con la promesa de continuar con las medidas de fuerza si la modificación obtiene hoy media sanción en la cámara baja.

La actividad en el Palacio decayó por la convocatoria de la UEJN, aún cuando muchos magistrados desarrollaron tareas, en una jornada anómala en la que el principal acceso, sobre la calle Talcahuano, estuvo cerrado y el de Lavalle con circulación restringida por la convocatoria de los trabajadores que se estimó en unas 2 mil personas.

“Lejos de lo que dice el gobierno, el proyecto que quiere impulsar es más elitista porque saca categorías que estaban beneficiadas en el sistema y es menos sustentable porque son menos los que van a aportar”, señaló Piumato a Télam luego del acto.



El proyecto de la UEJN

La UEJN propuso una reforma a la ley que regula los aportes de jueces y fiscales, la número 24.018, que según Piumato es “más equitativo y superavitario porque permitía que todo el aporte extraordinario de la justicia no solo alcanzara para pagar las jubilaciones existentes sino también que quedara plata para el resto de los futuros jubilados”.

Básicamente, el proyecto de la UEJN propuso que aporten todos los agentes judiciales, unos 30 mil en todo el país, durante un período de entre 40 y 45 años ya que la edad de ingreso de esos agentes se ubica entre los 18 y los 25 años.

El secretario de Derechos Humanos de la CGT explicó que los judiciales son más del 80 por ciento del personal que cumple funciones en el Poder Judicial de la Nación y los Ministerios Públicos, y aseveró que esos trabajadores son "la columna vertebral del sistema por sus labores y su responsabilidad".

Por último, Piumato anticipó que se están evaluando medidas de fuerza complementarias si la ley sale como plantea el oficialismo aunque fue cauteloso y señaló que “vamos a ver cómo termina la sanción de esta ley”.