26/02/2020 uruguay odebrecht

Conferencia de prensa sin declaraciones del ministro designado cuya esposa est presa

El designado ministro de Educación y Cultura uruguayo, Pablo da Silveira, se negó este miércoles a responder si cree en la inocencia de su mujer.


La mujer de Pablo da Silveira está presa por el escándalo de los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, el ministro desigando dió una conferencia de prensa en la que dijo que no haría declaraciones para que no se interpretaran como "un intento de influencia sobre la justicia".

"Si contesto esa pregunta puede interpretarse como que estoy influyendo sobre la justicia", respondió Da Silveira cuando un cronista le preguntó si creía en la inocencia de su mujer, la contadora Maya Cikurel.

"Si fuera un ciudadano anónimo podría hacerlo", pero "estoy a punto de asumir un ministerio, no puedo hacerlo", agregó Da Silveira, según el diario montevideano El País.

Da Silveira -que el lunes pasado fue respaldado expresamente por el presidente electo, Luis Lacalle Pou- ofreció una conferencia de prensa en la que, sin embargo, rehusó hablar sobre el caso que involucra a su pareja.

"No voy a hacer declaraciones porque dado el lugar que ocupo cualquier cosa que diga puede ser interpretado como un intento de influencia sobre la justicia, y nada está más lejos de mi intención", justificó.

"Lo último que haría en mi vida es tratar de influir, interferir o de algún modo molestar el funcionamiento de la justicia; lo mejor que puedo hacer en este momento es no decir nada, no dar lugar a ninguna interpretación de ese tipo, y dejar que los hechos sigan su curso", añadió. 



No obstante, Da Silveira se refirió a la polémica generada por el hecho de que es precisamente el Ministerio de Educación y Cultura el que deberá resolver el eventual pedido de extradición de Cikurel.

"El Ministerio de Educación simplemente es una ventanilla por la que pasa el trámite; el ministro de Educación ni ve el expediente, no pasa por su oficina y no tiene ninguna capacidad de influir en eso; pero aun así estamos hablando de hipótesis sobre hipótesis", dijo.

Cikurel, uruguaya y contadora de 46 años, fue detenida el miércoles pasado por la Interpol en Colonia, cuando se disponía a viajar a Buenos Aires junto a Da Silveira, y se le impusieron 60 días de prisión preventiva mientras se espera una solicitud formal de extradición desde Panamá. 

La mujer figura como apoderada de cinco empresas a través de las cuales Odebrecht pagó, años atrás, sobornos al entonces presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, según el canal uruguayo Teledoce. 

A fines de 2016, Odebrecht admitió ante el gobierno de Estados Unidos que había pagado cerca de 788 millones de dólares en una docena de países, 59 millones de ellos en Panamá. 

Lacalle Pou, del Partido Nacional (blanco, conservador), asumirá el gobierno el domingo próximo, tras 15 años consecutivos de administración del Frente Amplio centroizquierdista.

"Además de ser un amigo es una buena persona, una persona recta, es un gran colaborador y creo que va a ser un gran ministro de Educación y Cultura; no cambia ni medio metro la decisión", dijo Lacalle Pou el lunes por televisión, consultado sobre la situación de Da Silveira.