23/02/2020 entrevista a gabriel vommaro

La nueva etapa y un radicalismo "envalentonado"

Doctor en sociología, investigador independiente del Conicet y docente universitario, Vommaro cree que Alfredo Cornejo y Gerardo Morales "son grandes líderes políticos provinciales", pero "hay que ver si son candidatos atractivos para una elección presidencial".

Por Silvia Morales


El sociólogo Gabriel Vommaro considera que el PRO fue el partido "dominante" en la coalición de Juntos por el Cambio porque "tenía las figuras con más convocatoria electoral, más competitivas" y manifestó que en la actualidad emergió "un radicalismo envalentonado en discutir ese predominio".

"El PRO fue dominante por dos motivos; primero porque tenía las figuras con más convocatoria electoral, más competitivas, las Paso de 2015 dejaron muy claro que el candidato con más chances era (Mauricio) Macri. (Elisa) Carrió y (Ernesto) Sanz sacaron muy pocos votos en las Paso", dijo Vommaro en la entrevista con Télam.

En ese sentido, estimó que "el radicalismo había perdido un programa unificado, era más una confederación de gobernadores y líderes provinciales, y la Coalición Cívica seguía muy la deriva zigzagueante de su líder".

Hoy el radicalismo no tiene ni las figuras emergentes ni el programa para oponerse al PRO


"A la luz de estos problemas, es que ahora tenemos sobre todo un radicalismo envalentonado en discutir ese predominio de PRO", sostuvo el sociólogo.

Advirtió, no obstante, que si bien el radicalismo "quizás tiene un poco más" de predominio "que hace cuatro años, no tiene aún "suficiente como para disputarle seriamente esa predominancia".

Consultado sobre las figuras de Alfredo Cornejo y Gerardo Morales, opinó que "son grandes líderes políticos provinciales", pero puso en duda que sean "candidatos atractivos para una elección presidencial". "Hoy el radicalismo no tiene ni las figuras emergentes ni el programa para oponerle al PRO y disputarle seriamente", agregó.

"Con una sola excepción, que es Martín Lousteau. Es una figura con un programa y atractividad diferente de sus pares radicales, pero hay que ver si su programa y su figura logran ubicarse bien en la coyuntura de estos cuatro años", advirtió Vommar.

Ante una pregunta sobre si el PRO se proyecta como un partido competitivo de cara a las próximas elecciones presidenciales, dentro de cuatro años, consideró que "sus chances dependerán de cómo le vaya a este gobierno, de cómo se mantenga unida o no la coalición de Juntos por el Cambio".

Martín Lousteau. Es una figura con un programa y atractividad diferente de sus pares radicales


Por otra parte, se refirió al reposicionamiento de Patricia Bullrich, ex ministra de Seguridad, como presidenta del PRO, y sostuvo que se trata de "una figura que reporta muy directamente a Macri, con lo cual en la interna es una figura que para disputar con seriedad a los otros actores más relevantes necesita de Macri, y Macri necesita de ella para seguir".

"Hay ahí una complementaridad que hace que sea una figura que también expresa que Macri no se fue del todo de la conducción y sigue siendo un actor relevante dentro del PRO", destacó el sociólogo.