23/02/2020 entrevista

Nicols Rodrguez Sa: "El desafo de los jvenes es dejar los egos y construir un pas a 20 aos"

En diálogo con Télam el dirigente del oficialismo habló sobre el papel de los políticos sub 40 en la gestión de Alberto Fernández.

Por Julio El Ali


El diputado nacional del Frente de Todos y referente de la Juventud Peronista bonaerense, Nicolás Rodríguez Saá, planteó hoy que "el desafío de los jóvenes dirigentes es dejar los egos, no conformarse con una selfie en un acto y empezar a discutir" desde su mirada "para construir una Argentina a 20 años".

Portador de un apellido reconocido en la política nacional y en el peronismo por ser primo de los puntanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, Nicolás es un abogado de 35 años que nació en Capital Federal, pero tiene su militancia justicialista territorial en el municipio bonaerense de José C. Paz junto al intendente Mario Ishii.

En diálogo con Télam sobre el rol de la juventud peronista en esta etapa siendo oficialismo, Nicolás Rodríguez Saá sentenció: "Los dirigentes peronistas sub40 tenemos que defender los intereses del pueblo y exigir al poder los nuevos temas, pero sin dejar de apoyar al gobierno de Alberto (Fernández) y Cristina (Kirchner)".

"La Juventud Peronista está identificada con el pueblo, con el territorio, con construir poder desde el laburo genuino y por eso no podemos ni deslumbrarnos por los cargos ni conformarnos con lindos lugares en los actos", señaló.

No podemos olvidarnos que hace 40 años una generación de jóvenes dieron su vida para luchar por una sociedad más justa

NICOLÁS RODRÍGUEZ SAA


En ese sentido, realizó una autocrítica: "En la mayoría de los jóvenes dirigentes pesan mucho los egos, algo que es aumentado ahora por las redes sociales, ya que la mayoría de los compañeros quieren estar arriba del escenario para tener la mejor selfie".

"No podemos olvidarnos que hace 40 años una generación de jóvenes dieron su vida para luchar por una sociedad más justa", remarcó Rodríguez Saá, quien también realizó una autocrítica por el rol de las agrupaciones justicialistas y de La Cámpora en las elecciones presidenciales de 2015.

En su despacho decorado con fotos de Néstor y Cristina Kirchner, Ishii, el papa Francisco, Diego Maradona y Marcelo Gallardo, Rodríguez Saá admitió: "Con la derrota de (Daniel) Scioli, el 2016 fue un año de mucho señalamiento entre distintos compañeros porque desde varios sectores acusaban a otro de haber jugado para atrás y desde ese espacio acusaban al resto de no tener un candidato potable".

"Los jóvenes nos acusábamos entre nosotros, nos separamos y nos desorientamos porque no sabíamos ser oposición como peronistas", agregó el legislador, que no dudó en manifestar que "luego de varios años y con la madurez" entendieron que "los de La Cámpora eran primos hermanos" de la Juventud Peronista.

"Luego de varios años y con la madurez, entendimos que los de La Cámpora eran primos hermanos nuestros, de la Juventud Peronista, porque íbamos en el mismo rumbo y que teníamos muchas cosas en común. No tenemos ninguna grieta con La Cámpora", remarcó.

En ese marco de disputa, el ex director de la Casa de San Luis sostuvo que la Argentina que habían "empezado a soñar con Néstor y Cristina muchos de los jóvenes" que se incorporaron con ellos a la política "quedó trunca y retrocedió, y eso no se puede perdonar".

"Por eso, el desafío de los jóvenes dirigentes es construir una Argentina a 20 años aunque debemos saber que nuestra generación será rápidamente reemplazada por los pibes y pibas que hoy tienen entre 12 y 15 años porque vienen mejor preparados y tienen otro lenguaje", sentenció.

Al finalizar la entrevista, Rodríguez Saá disparó: "El mensaje de (Juan) Perón está vigente por su realidad, pero hoy la generación de dirigentes que nos gobierna de casi 70 años no les llega a los más jóvenes. Entonces, se aceleran los tiempos y los dirigentes sub 40 sabemos que no podemos atrincherarnos".