23/02/2020 oposicin

"El radicalismo tiene el desafo de construir liderazgos en el marco de Cambiemos", dijo Naidenoff

El presidente del bloque de senadores de Juntos por el Cambio en el Senado mencionó como líderes del partido a los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes); al presidente del partido, Alfredo Cornejo, y al dirigente porteño Martín Lousteau.

El presidente del bloque de senadores de Juntos por el Cambio en el Senado, Luis Naidenoff, afirmó que su partido, el radicalismo, "tiene el desafío de construir liderazgos" dentro de la coalición que gobernó el país hasta el 10 de diciembre.

 
"El radicalismo tiene el desafío de construir liderazgos en el marco de Cambiemos. Tiene gobernadores, ex gobernadores y dirigentes valiosos en condiciones de liderar este proceso colectivo", dijo el legislador formoseño en entrevistas a Clarín y La Nación publicadas hoy.

Agregó que el desafío del radicalismo "no es solo aportar a la cohesión, sino tener la capacidad" de ponerse "en vanguardia en la discusión de los grandes temas del presente y del futuro de la Argentina".

En cuanto a cuáles son los dirigentes que visualiza como posibles líderes del radicalismo, Naidenoff mencionó a los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes); al presidente del partido, Alfredo Cornejo, y al dirigente porteño Martín Lousteau.

De todos modos, dejó claro que "más allá de los nombres, hay que solidificar al partido desde lo territorial para potenciarlo".

Al ser consultado respecto al futuro político de Mauricio Macri, dijo que "es un referente natural", "ex presidente y una de las principales figuras del PRO", por lo que "va a tener un rol activo", aunque, aclaró, "en política no se imponen con el dedo los liderazgos, se los construye en el día a día".

Consultado sobre su balance de los primeros 60 días de la gestión del presidente Alberto Fernández, el senador formoseño consideró que "en este corto tiempo demostró una improvisación que genera una gran incertidumbre".

"No hay plan y lo que se fue armando es producto de parches. Se intenta tapar esta improvisación con una retórica de campaña, pero la campaña terminó y tenés que avanzar en hechos concretos. Ahí está la ausencia del programa, que demuestra una precariedad preocupante", agregó.

También dijo que existe "un poder dual", del "Presidente, por una parte, y la vicepresidenta (Cristina Kirchner), por otra" y consideró que "esa dualidad de poder genera las enormes tensiones y las diferencias en materia de política exterior, de seguridad, de economía y de tratamiento de la deuda".

"Cuando asumió, en el acto de la Casa Rosada, dijo 'volvimos mejores'. Pero en estos meses yo diría que no volvieron mejores, sino recargados", apuntó Naidenoff, en referencia al primer mandatario.

Y en ese sentido expresó que "hay una enorme distancia entre el mensaje del Presidente convocando al diálogo y los hechos concretos" porque, en su opinión, "con la boca habla de apertura, democracia y diálogo; en los hechos hay concentración de poder, discrecionalidad y disciplinamiento".