22/02/2020 Estados Unidos

El satlite argentino Saocom 1B ya est en Cabo Caaveral

El avión que transportaba el artefacto desarrollado en el país ya llegó al centro espacial, desde donde será lanzado a fines de marzo.


El avión AN-124 que transporta al SAOCOM 1B aterrizó esta noche en el centro espacial de Cabo Cañaveral en los Estados Unidos, desde donde el nuevo satélite de observación argentino será lanzado a fines de marzo próximo.

Así lo informó esta noche, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) a través de la red social Twitter, donde precisó que el avión Antonov que lo traslada "aterrizó esta noche en Cabo Cañaveral, La Florida, EE.UU" y que "mañana temprano se descarga el satélite y toneladas de equipos".

"#SAOCOM1B LLEGÓ A DESTINO. El avión Antonov aterrizó esta noche en Cabo Cañaveral, La Florida, EE.UU. Mañana temprano se descarga el satélite y toneladas de equipos. Cierre de bitácora de un gran vuelo! Hay muchas tareas por delante equipo", tuiteó esta noche la Conae.



En el avión de transporte ucraniano de la línea aérea rusa Volga-Dnepr, que había partido ayer por la tarde desde el aeropuerto de la ciudad rionegrina de Bariloche, viajó un equipo de técnicos argentinos.

Fueron los integrantes de ese equipo quienes esta tarde, en un video difundido por la Conae y retuiteado desde la cuenta de la Casa Rosada, quienes mandaron un saludo a los argentinos durante la escala realizada para el reabastecimiento del combustible del avión en la ciudad de Santiago de Chile.

Los satélites SAOCOM 1A y 1B conforman la misión SAOCOM y fueron desarrollados y fabricados en el país por la Conae que depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y el principal contratista fue Invap, una empresa mixta del estado rionegrino con sede central en Bariloche.

Ambos satélites fueron especialmente diseñados para detectar la humedad del suelo y obtener información de la superficie terrestre en cualquier condición meteorológica u hora del día.

Esto es posible porque las microondas del radar son capaces de atravesar las nubes y "ver" aunque esté nublado, tanto de día como de noche.

Estas características hacen que los SAOCOM sean especialmente útiles para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas.