20/02/2020 Bolivia

Mesa se considera como la "mejor opcin" para liderar un frente nico contra Evo Morales

El ex presidente de Bolivia se postuló para liderar un frente único de fuerzas políticas que compita en las elecciones generales del 3 de mayo con el Movimiento al Socialismo.


El ex presidente de Bolivia Carlos Mesa se postuló hoy para liderar un frente único de fuerzas políticas que compita en las elecciones generales del 3 de mayo próximo con el Movimiento al Socialismo (MAS), el partido fundado por Evo Morales.

Mesa respondió con esta propuesta a la invitación que hizo esta semana el líder cívico Luis Fernando Camacho para que los adversarios del MAS -que presentaron siete candidaturas presidenciales- se agrupen en un frente único capaz de vencer al postulante del MAS, Luis Arce.

"La construcción de la unidad, creemos nosotros, tiene que trabajarse a partir de candidaturas con opciones presidenciales y consideramos que nosotros representamos esa opción presidencial", dijo Mesa en una declaración publicada por Página Siete.

"Nosotros aparecemos como una opción muy importante para ganar esta elección"

Carlos Mesa


Camacho, quien lideró las protestas populares previas a la salida de Evo Morales de la presidencia boliviana, anunció el lunes pasado que dejaba en suspenso su candidatura para permitir la apertura de negociaciones hacia un frente único.

La propuesta fue lanzada después de que se conocieran encuestas según la cuales Arce encabeza la intención de voto con el 31,6 por ciento, seguido de Mesa con el 17,1 por ciento y de la presidenta interina, Jeanine Áñez, con el 16,5 por ciento.

Esos sondeos le dan a Camacho una intención de voto del 9,6 por ciento.

Para Mesa, la posibilidad de que los candidatos que aparecen con una intención de voto menor al 10 por ciento declinen sus candidaturas es una opción que "tiene sentido", aunque dejó en claro que no tiene derecho a promover esa idea.

El pasado 20 de octubre hubo elecciones en Bolivia y las autoridades declararon vencedor y reelecto a Evo Morales.

Pero la oposición denunció fraude y un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) reportó irregularidades en distintas escalas del proceso.

A las denuncias siguieron protestas populares y planteos de los altos mandos militares que forzaron a Morales a renunciar y a marchar al exilio, primero en México y luego en Argentina.

La presidencia fue ocupada por Jeanine Áñez luego de una sesión parlamentaria sin quórum, las elecciones de octubre anuladas y los nuevos comicios generales fijados para el 3 de mayo.