18/02/2020 Vaticano

Profundizan investigacin interna por supuesto fraude con operaciones inmobiliarias

Se trata de una supuesta malversación de fondo en la compra y venta de propiedades, incluido un edificio en Londres por casi 200 millones de euros. El Papa dispuso la prohibición del ingreso al Vaticano a los cinco funcionarios de la Santa Sede involucrados.


El Vaticano profundizó este martes la investigación interna por supuesto fraude con operaciones inmobiliarias abierta en octubre pasado y dispuso el secuestro de computadora y objetos personales del ex encargado administrativo de la Secretaría de Estado, Alberto Perlasca.

El Promotor de Justicia vaticano, Gian Piero Milano, ordenó el operativo en el domicilio y la oficina de Perlasca, responsable de administración hasta julio pasado, en la investigación por supuesta malversación de fondo en la compra y venta de propiedades, incluido un edificio en Londres por casi 200 millones de euros.

"La medida, adoptada en el marco de la investigación sobre inversiones financieras e inmobiliarias de la Secretaría de Estado, debe vincularse, respetando el principio de la presunción de inocencia, a lo que se desprende de los primeros interrogatorios de los funcionarios investigados y suspendidos del servicio", dijo la Santa Sede en un comunicado.

Así, Perlasca se convirtió hoy en el sexto involucrado en la investigación que lleva adelante la justicia vaticana.


El allanamiento de este martes se da a cuatro meses de que el papa Francisco suspendiera de sus cargos y ordenara la investigación de cinco funcionarios vaticanos, incluido el número dos de la Autoridad de Información Financiera (AIF), por la comisión de posibles fraudes económicos en perjuicio del denominado Banco del Vaticano, el Instituto para las Obras de Religión (IOR).

Francisco ordenó entonces a la Gendarmería vaticana la suspensión de sus puestos y la prohibición del ingreso al Vaticano para cinco funcionarios de la Secretaría de Estado de la Santa Sede y de la AIF.

Entre los suspendidos, con ingreso solo permitido para controles médicos, estaba Tommaso Di Ruzza, director y "número dos" de la AIF, el organismo encargado de velar por la transparencia de las cuentas vaticanas.

Francisco, con Domenico Giani, su ex jefe de custodia.
Francisco, con Domenico Giani, su ex jefe de custodia.

La filtración en octubre de las fotos y los nombres de los investigados generó una tormenta en la Santa Sede que derivó en la salida del histórico jefe de custodia del Papa, Domenico Giani.

La investigación tiene la mira en una serie de operaciones inmobiliarias hechas en Londres por 200 millones de euros, y en otras ciudades en las que el Vaticano maneja inmuebles, entre 2011 y 2017.

"La Oficina del Promotor y el Cuerpo de Gendarmería continúan sus investigaciones administrativas y contables y su cooperación con las autoridades de investigación extranjeras", agregó el Vaticano.