17/02/2020 Villa Gesell

Imputarn como coautores del crimen de Fernando Bez Sosa a los ocho rugbiers

Además, la fiscal Verónica Zamboni ampliará el miércoles la indagatoria de todos ellos, a quienes acusará por el doble agravante del concurso premeditado de dos o más personas y de la alevosía.


La fiscal que investiga el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell imputará a los ocho rugbiers detenidos por el hecho como coautores del asesinato y ampliará el próximo miércoles la indagatoria de todos ellos, a quienes acusará por el doble agravante del concurso premeditado de dos o más personas y la alevosía, como así también de las lesiones que les provocaron a los amigos de la víctima que también fueron atacados a golpes, informaron hoy fuentes judiciales.

Si bien hasta el momento solo Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19) estaban imputados como coautores del crimen, la fiscal Verónica Zamboni, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de la localidad balnearia, impondrá a los otros seis la misma calificación.

Los acusados

Se trata de Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19) y Blas Cinalli (18), quienes hasta el momento habían sido sindicados como "partícipes necesarios" del crimen de Fernando, ocurrido el 18 de enero pasado a la salida del boliche Le Brique, en el centro de Villa Gesell.

A partir de estos nuevos elementos, está previsto que la fiscal tome declaración indagatoria a los ocho el próximo miércoles en Villa Gesell, un día después de que se cumpla un mes del crimen.

De este modo, todos ellos serán imputados como coautores por el "homicidio doblemente agravado por su comisión por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas", y a ello se sumará el delito de "lesiones leves", por los golpes sufridos por cinco amigos de Fernando, que intentaron ayudarlo durante el ataque frente al boliche.

LOs partícipes necesarios

Por otra parte, Zamboni mantendrá la acusación como "partícipes necesarios" para Alejo Milanesi (19) y Juan Pedro Guarino (19), quienes recuperaron la libertad el lunes de la última semana por "falta de méritos", y en su caso también serán imputados por "lesiones leves" y no se descarta que puedan volver a ser detenidos.

Zamboni detalló que los ocho apresados por el caso "tuvieron un altercado previo" con Báez Sosa dentro de Le Brique, y que a causa de esto tanto él como "los agresores", fueron retirados del lugar por personal de seguridad.

Según la fiscal, "minutos después, ya fuera del lugar, específicamente en la vereda que queda frente al citado local bailable" los ocho atacaron a Fernando "previo acuerdo de interceptar a la víctima y golpearla para darle muerte".

Un plan premeditado

De ese modo, indicó, cumplieron un "plan premeditado, dividiéndose tareas", en las que señaló a Thomsen, Ciro Pertossi, Comelli, Benicelli y Cinalli por "abalanzarse por detrás" de Fernando "aprovechando que se encontraba de espaldas e indefenso" y que "actuando sobre seguro en virtud de la superioridad numérica y física existente", comenzaron "a propinarle golpes de puño en su rostro y cuerpo".

De acuerdo a la fiscal, esto "provocó que la víctima cayera primero arrodillada, y luego al piso inconsciente", e "inmediatamente, aprovechándose nuevamente de la indefensión" del joven atacado "y con el fin de darle muerte y cumplir lo pactado, le propinaron allí en el suelo varias patadas en su rostro y cabeza, causándole lesiones corporales internas y externas".

Estas lesiones, según Zamboni, "provocaron su deceso en forma casi inmediata, al causarle un paro cardíaco por shock neurogénico debido al traumatismo grave de cráneo".

En cuanto a Lucas y Luciano Pertossi y a Viollaz, la fiscal consideró que "previo acuerdo y distribución de tareas con los restantes sujetos activos participaron de la agresión con el fin de dar muerte a la víctima", y que lo hicieron "posibilitando esencialmente la comisión del hecho, al rodear tanto" a Fernando "como a los amigos que estaban junto a él".

De ese modo, impidieron que el joven "pudiera defenderse por sí solo e incluso que sus amigos o terceros pudiesen defenderlo, agrediendo físicamente a los amigos de la víctima que estaban parados" junto a él "aplicándoles golpes de puño y patadas en cuerpo mientras pretendían ayudar".

La imputación detalla en ese sentido que cinco jóvenes del grupo de Fernando sufrieron "lesiones corpóreas", como "tumefacción" detrás de una oreja, en un pómulo, traumatismo de labio inferior, golpes en una ceja, y en uno de los casos, "escoriaciones en ambas rodillas cara anterior y ambos codos, hematoma en región periauricular", golpes en el ojo izquierdo, y "escoriaciones múltiples" en la cara y el cuello.

La fiscal consideró además que los ocho detenidos "contaron para cometer el hecho con la necesaria intervención y cooperación" de Milanesi y Guarino, "quienes ayudaron a los autores incrementando la superioridad numérica, previo acuerdo a tal fin, cooperando en la huida" de ellos "para lograr la impunidad del hecho".