17/02/2020 violencia

Serios incidentes en la tribuna de Nueva Chicago con un herido de arma blanca

Estos sucesos obligaron al árbitro Mario Ejarque a suspender las acciones y recurrir a las fuerzas policiales para garantizar la continuidad del partido. Luego al final del encuentro y por orden de la Fiscalía de turno, se secuestraron bombos y banderas y se procedió a la clausura del estadio.


Una sucesión de enfrentamientos de dos facciones de la barra brava de Nueva Chicago tuvieron como resultado un herido de arma blanca y dos más con importantes contusiones, que fueron trasladados al Hospital Santojanni, cuando el partido ante Temperley, en el estadio República de Mataderos, recién estaba comenzando.

Las imágenes que se observaron en las tribunas a dos minutos de comenzado el encuentro de la Zona A del Nacional, correspondiente a la 17ma. fecha, permitieron ver en este primer encuentro como local del "Torito" en 2020 como miembros de su barra brava se tomaba a golpes de puño pero, lo más impactante fue que varios de los contendientes esgrimían facas con las que se agredían en medio de una abigarrada multitud.

Las corridas y golpes se sucedieron aun fuera del estadio, mientras fuentes policiales reportaron un herido de arma blanca y dos contusos que fueron trasladados al cercano Hospital Santojanni para su mejor atención, además de tres detenidos, uno de ellos identificado como Alejandro Chana, jefe de una de las facciones en pugna.

Estos sucesos obligaron al árbitro del encuentro, Mario Ejarque, a suspender inmediatamente las acciones y recurrir a las fuerzas policiales para garantizar la continuidad del partido, algo que sucedió ocho minutos más tarde. Pero al final del encuentro y por orden de la Fiscalía de turno, se secuestraron bombos y banderas y se procedió a la clausura del estadio.

Pero lo peor de la situación fue que, según indicaron fuentes del propio club local, quienes aparecen en las imágenes portando las facas conducen un programa de radio partidario llamado "Con Chicago a todos lados", al cual acudieron dirigentes y el propio entrenador, Rodolfo De Paoli. 

Nueva Chicago está último en la Zona A y por ende está descendiendo a la Primera B Metropolitana. De hecho el malestar se incrementó antes del cuarto de hora del partido, cuando Mauro González abrió el marcador para Temperley. Posteriormente el "verdinegro" empató por intermedio de Aldo Araujo para el 1 a 1 final.