13/02/2020 Justicia

Declar como imputado el director mdico del sanatorio donde muri Prez Volpin

Roberto Martingano declaró como imputado por cinco horas como imputado de obstaculizar la investigación penal sobre la muerte de la periodista, ocurrida en febrero de 2018 en ese centro de salud cuando se le realizaba una videoendoscopía.

 El director médico del Sanatorio La Trinidad, Roberto Martingano, declaró este jueves como imputado de obstaculizar la investigación penal sobre la muerte de la periodista Deborah Pérez Volpin, ocurrida en febrero de 2018 en ese centro asistencial en el barrio porteño de Palermo cuando era sometida a una endoscopia.

A Martingano se le atribuye el encubrimiento de los hechos registrados tras la práctica médica, una videoendoscopía, que se le efectuó a Pérez Volpin.

Asistido por su abogado Carlos Froment, Martingano se presentó esta mañana y declaró como imputado durante casi cinco horas ante la jueza en lo criminal y correccional Maria Fabiana Galleti, tras lo cual se retiró del tribunal, ubicado en el segundo piso de Lavalle 1638.

Según fuentes judiciales, Martingano negó los cargos en su contra, afirmó que no tiene intereses personales en el sanatorio, que no es dueño del mismo y que sólo es su director médico.

Y agregó que el endoscopio funcionaba bien y que se siguió usando luego de la muerte de Pérez Volpin.

Fuentes judiciales detallaron además que el director médico de la Trinidad indicó que faltaban más de 30 hojas en blanco del registro cardiológico de Perez Volpín, un instrumento clave para determinar si la periodista estuvo conectada al inicio del estudio o se la conectó en el momento de la crisis que derivó en su muerte.

Este elemento también es fundamental para saber la responsabilidad de la anestesista ya que si notó que no estaba conectada debió haberlo hecho antes de empezar su trabajo.

Martingano, en su declaración, responsabilizó de manera indirecta a un empleado de una empresa tercerizada, de apellido Chávez, encargada del mantenimiento de los equipos, por haber retirado las hojas de los registros cardiológicos de Perez Volpin.

La fuente consultada por Télam detalló además que Martingano contestó sobre el funcionamiento del equipo de endoscopia, cuyo número de serie estaba limado al momento de entregarlo a la Justicia cuando se hizo el allanamiento en la clínica.

En la declaración de hoy, el médico aseguró que el equipo no grababa imágenes desde el año 2016 y que se había llamado a la empresa Bio Trast para repararlo, detalle que no mencionó cuando se realizó el juicio oral que concluyó con la condena al endoscopista.

De acuerdo a las normas procesales la magistrada deberá resolver la situación procesal del imputado dentro del plazo de 10 días.

En la causa por supuesto encubrimiento y obstrucción de la justicia también están imputadas la instrumentista quirúrgica Miriam Irene Frías y la jefe del área al momento de la muerte de Pérez Volpin, Claudia Balceda.

La indagatoria de Frías está prevista para mañana, en tanto que la de Balceda fue postergada y fijada para el próximo lunes.

Por la muerte de la periodista, al término de un juicio oral y público, el endoscopista Diego Bialolenkier fue condenado a tres años de prisión en suspenso.