11/02/2020 Estados Unidos

La crucial primaria de New Hampshire anima la carrera a la Casa Blanca

Los aspirantes a suceder a Trump pasaron los últimos días cortejando a votantes en las pequeños ciudades y las zonas más rurales del estado, en busca de dar impulso a sus ambiciones de ganar la candidatura presidencial por el Partido Demócrata.


Habitantes de New Hampshire votaban hoy en esperadas elecciones internas, con el veterano izquierdista Bernie Sanders y su joven retador Pette Buttigieg en busca de sacar ventaja en la carrera por ganar la candidatura presidencial del Partido Demócrata y enfrentar al presidente Donald Trump en noviembre.

Con la primaria de New Hampshire, los demócratas esperaban poner algo de claridad en una carrera que recién empieza pero que ya se ha visto empañada por problemas técnicos que demoraron varios días la difusión de los resultados de la primera interna, el caucus de Iowa de la semana pasada, en un auténtico papelón para el partido opositor.

Sin embargo, nuevas turbulencias surgieron hoy incluso antes del cierre de las mesas.

El ex vicepresidente Joe Biden, que durante meses lideró los sondeos, abandonó New Hampshire sin esperar el final de la elección y en anticipación de malos resultados, mientras que el millonario Michael Bloomberg, que ni siquiera compite en este estado, quedó en el ojo de la tormenta por polémicos comentarios sobre las minorías.

Ansioso por robar protagonismo a los demócratas, Trump voló anoche a New Hampshire y dio un acto ante una multitud en el que celebró por anticipado su casi seguro triunfo en la primaria republicana, en la que enfrenta a rivales poco conocidos casi sin apoyo popular ni recursos financieros.

Una ligera nevada caía sobre Concord, la capital del pintoresco estado nororiental de montañas, lagos y costa, mientras sus residentes, conocidos por su agudeza y su independencia en materia política, votaban hoy en alcaldías, escuelas, gimnasios o estaciones de bomberos.


New Hampshire es un estado relativamente pequeño, mayoritariamente blanco y de solo 1,3 millones de habitantes, pero juega un rol muy importante en el escenario político estadounidense.

El estado celebra la primera primaria de la temporada de internas de Estados Unidos, una semana después del caucus de Iowa, y se espera que la elección empiece a reducir el actual número de 11 precandidatos demócratas.

Sanders, de 78 años y senador por el vecino estado de Vermont, llega como favorito a New Hampshire, cuya primaria demócrata ya ganó por amplio margen en su anterior intento de competir por la Casa Blanca, en 2016.



El promedio de encuestas del sitio web especializado RealClearPolitics le otorgaba hoy un 28,8 % de intención de voto a Sanders, que se define como "socialista" y propone cambios de raíz en la forma de manejar la economía de Estados Unidos.

Su rival moderado, Buttigieg, de 38 años y ex alcalde de South Bend, Indiana, lo seguía con un 22,3 %.

Hace dos días, Buttigieg fue declarado ganador del caucus de Iowa del 3 de febrero.

Sin embargo, su triunfo por escaso margen sobre Sanders se vio empañado por el fiasco del retraso del escrutinio.



La primaria de New Hampshire, que cierra a las 19 (las 21 en Argentina), se prefigura como decisiva para precandidatos demócratas que no han empezado la carrera con buen pie, especialmente Biden, de 77 años, y la senadora progresista Elizabeth Warren.

Tras haber admitido que no le iría bien en New Hampshire y de haber salido cuarto en el caucus de la semana pasada, Biden se dio virtualmente por vencido y abandonó el estado en dirección a Carolina del Sur, donde espera un buen desempeño a fin de mes gracias al apoyo de votantes negros en ese estado más diverso en términos raciales.

La historia reciente muestra que es casi imposible para un demócrata ganar la candidatura presidencial sin estar entre los dos primeros en New Hampshire.

Sanders dijo hoy que esperaba que le fuera "muy bien".

"Confío mucho en que vamos a ganar aquí", dijo durante una breve aparición en una centro de votación en Manchester, la ciudad más poblada de New Hampshire.

Tanto Buttigieg como Biden y otros precandidatos moderados han advertido que las posturas izquierdistas de Sanders espantan a votantes demócratas e independientes necesarios para vencer a Trump en las elecciones del 3 de noviembre.

Sin embargo, una encuesta difundida hoy por la Universidad de Monmouth, de Nueva Jersey, mostró que Sanders ha desbancado a Biden del primer lugar en intención de voto a nivel nacional, con 26% contra un 16% del ex vicepresidente.

Por detrás se ubican Buttgieg y Warren, ambos con 13%, Bloomberg, el ex alcalde de Nueva York, con el 11% y la senadora Amy Klobucahar con 6%.

"Bernie es un gran muchacho, el problema es como se define", dijo hoy Biden a CNN, y agregó que su ideología socialista aleja a los votantes.

Trump trató de avivar esos mismos temores en su acto de anoche en Manchester.

"Recuerden esto: los demócratas de Washington nunca han sido tan extremistas", dijo.

Bloomberg se salteará las cuatro primeras internas y se presentará por primera vez el supermartes del 3 de marzo, cuando se celebran caucus o primarias en 14 estados.

Hoy fue criticado por la campaña de Sanders y hasta por Trump por haber dicho en 2015 que la forma de combatir el crimen era poner muchos policías en barrios de negros y latinos porque "ahí es donde está el delito".