01/02/2020 entrevista a la investigadora Noelia Prez Rivaben

Putin y su estrategia para retener el poder real tras su salida

La docente e investigadora argentina Noelia Pérez Rivaben dialogó con Télam sobre la serie de reformas a la Constitución rusa y el rol tendrá el mandatario, tras su salida del gobierno en marzo de 2024.

Por Ivn Gajardo Millas



La serie de reformas a la Constitución impulsadas por el presidente ruso, Vladimir Putin, que en lo sustantivo consisten en "un traspaso de poder desde la figura presidencial hacia los órganos legislativos", buscan que el líder ruso se mantenga con el control tras su salida del gobierno en marzo de 2024, opina la docente e investigadora argentina Noelia Pérez Rivaben.

La Constitución de la Federación Rusa fue adoptada por referendo el 12 de diciembre de 1993, pero una serie de modificaciones sustanciales al texto, propuestas por el Jefe de estado y cuya primera lectura fue aprobada por la Duma (Cámara baja) esta semana tras un debate relámpago, desatan muchas dudas sobre sus objetivos y efectos políticos.

La oposición con representación parlamentaria apoyó la reforma mientras la extraparlamentaria -la verdadera oposición de acuerdo a quienes la integran- moviliza fuerzas para protestar contra lo que tildan de "golpe constitucional" y prepara una campaña para rechazarla en una consulta popular anunciada por el Kremlin, pero que no está claro si será vinculante.

"Putin es consciente de que ya tiene 69 años y no va a estar para siempre, y eventualmente debe dejar a alguien que pueda manejar el país como lo viene haciendo él o continuar manejando los hilos del poder ruso", señala Pérez Rivaben, rusóloga, docente en la cátedra Historia Universal General Contemporánea e Historia Social de Europa" y magister en Teoria de la Comunicación Intercultural de la Universidad Federal del Sur (Rostov, Rusia) .

Télam: ¿Cuáles son los puntos principales de esta reforma?
Pérez Rivaben: Sin duda el cambio más importante es el que propone limitar a dos el máximo de mandatos presidenciales. La modificación respecto al texto original dice que la misma persona no puede ocupar el cargo de presidente más de dos mandatos consecutivos. El borrador lo que se propone es sacar la palabra 'consecutivos'. Esto significa que en el 2024 cuando Putin termine su segunda presidencia consecutiva no no se podrá volver a presentar, por lo menos no para presidente.

T: ¿Por qué surge en este momento?
PR: En una entrevista, hace pocos días, Putin dijo que los líderes fuertes que solían morir en sus cargos había constituido un error de la etapa de la URSS, y que eso no corresponde a un estado democrático. Él sabe que no se va a presentar a una re-reeleccion y no quiere que haya una persona que condense tanto poder. Por eso la reforma es básicamente un traspaso de poder desde la figura presidencial hacia los órganos legislativos".

Putin es consciente de que ya tiene 69 años y no va a estar para siempre, y eventualmente debe dejar a alguien que pueda manejar el país como lo viene haciendo él o continuar manejando los hilos del poder ruso



T: ¿Qué otras propuestas de la reforma complementan este objetivo?
PR: Bueno, otro punto son las imposiciones que se les exige a los candidatos a presidente: Debe ser ciudadano ruso, mayor de 35 años y no puede tener ni doble nacionalidad ni permiso de residencia en otro estado. Debe haber vivido en Rusia de forma permanente los últimos 25 años previos a su postulación".

Las mismas restricciones aplican para otros puestos del Ejecutivo, como primer ministro, vice-primer ministro, senadores, diputados, jueces, integrantes del gabinete del primer ministro esto tiene que ver sobre todo con la idea de crear un estado hecho por rusos, sin injerencia extranjera".

T: ¿Cómo se traduce esto en una estrategia que beneficie el proyecto de poder de Putin?
PR: En estos 20 años en el poder, Putin se granjeó enemigos, no sólo extranjeros sino dentro de Rusia también. Con este punto la reforma impide que muchos de sus enemigos políticos, oligarcas desterrados, puedan presentarse a las futuras elecciones".

Otros puntos relacionados a este objetivo son que la Duma (de 245 miembros) tendría la potestad de elegir al primer ministro sin necesidad de la aceptación del presidente. En la actualidad el presidente propone una serie de nombres y la Duma elige una opción que el mandatario tiene la opción del vetar por lo que el termina eligiendo es el presidente.

Los jefes de los órganos de Defensa, Seguridad y Justicia, Asuntos Interiores y Exteriores y Gestión de situaciones de emergencia, son nombrados sólo por el presidente. En el borrador se propone que lo deba consultar con el Consejo de la Federación (la Cámara Alta).



T: ¿En qué otros ámbitos de poder cambia la relación de fuerzas a favor del Poder legislativo?
PR: En la Justicia. El Consejo de la Federación, además puede destituir jueces de la Corte Suprema si considera que su accionar es irresponsable. Por último, el Tribunal Constitucional se reducirá - de acuerdo a la propuesta de reforma- a 11 integrantes, de los 19 que la componen en la actualidad."

Estos cuatro puntos tienen en común - insisto- que buscan trasladar ciertos poderes que tenía el presidente a los órganos legislativos y achicar otros poderes como el del Tribunal Constitucional para que el próximo presidente tenga autoridad pero no poder. Putin busca que su sucesor no tenga tanto poder como el que condensó él mismo, ahora que ya sabe que no se va a postular.

T: ¿Y qué lugar en el poder ocuparía Putin entonces?
PR: Bueno. La reforma propone que el Consejo Estatal (CE), una especie de segundo gabinete que creó Putin cuando llegó al poder en el año 2000, sea un órgano separado de la presidencia y que tenga injerencia en cuestiones de la política interna y externa, además de áreas prioritarias del desarrollo de la Federación Rusa.

Este punto es bastante difuso, pero se especula que cuando Putin no sea presidente podría encabezar el CE, que como mencioné será un punto relevante de injerencia en la política interna y externa.

T: ¿Un formal y uno real?
PR: Mi opinión es que estaríamos ante una especie de poder dual. Un presidente votado por la población rusa con todas las funciones del Ejecutivo, pero el poder real condensado en este consejo estatal dirigido por Putin.

La Constitución de la federación Rusa -de acuerdo al borrador propuesto- va a tener prioridad por sobre los tratados internacionales, lo que también es muy relevante, porque bloquea eventuales presiones externas y de la legislación internacional.

T:¿Cómo percibe el pueblo ruso estas modificaciones?
PR: La reforma se centra en políticas y prerrogativas bastante lejanas al sentir del ciudadano ruso, pero incluye un punto que si es muy sensible para estas franjas: prescribe que el salario y la jubilación mínima tienen que estar en por encima de lo estimado en la canasta básica.

La reforma necesitaba un punto dirigido al pueblo. Los puntos anteriores eran puntos que le interesaban al presidente a a los posibles funcionarios, muy relacionados con la cuestión del poder.

La reforma, calificada como una maniobra de Putin para transformarse en "un líder vitalicio", tendrá una segunda lectura en la Duma el 11 de febrero y después debe ser revisada por la Cámara Alta, antes del plebiscito que aún no tiene fecha.