31/01/2020 Obra Pblica

La vicepresidenta desmiente una informacin periodstica sobre obras en una ruta de Santa Cruz

“La mentira tiene patas cortas. Esta es la verdadera historia sobre la construcción de la Ruta Provincial 9 en Santa Cruz”, escribió en Twitter la vicepresidenta.

La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, desmintió una información periodística en la que se afirmaba que había solicitado la conclusión de una ruta provincial que, según la nota, ya había sido pagada, pero que nunca fue construida.

En su visita a El Calafate a mediados de esta semana, Fernández de Kirchner había reclamado la conclusión de la ruta provincial 9, entre las rutas nacionales 3 y 40, que une esa localidad con Comandante Luis Piedra Buena, desde la cordillera al Atlántico.

“Esa ruta, la provincial 9, debe ser construida obligatoriamente por el Estado Nacional como medida de compensación ambiental”, había señalado la vicepresidenta que, además, había cuestionado que el gobierno de Mauricio Macri no la hubiera concretado.

Sin embargo, una nota del diario La Nación publicada el jueves cuestionaba el pedido de Fernández de Kirchner, con el argumento de que se trataba de una de las obras realizadas por Austral Construcciones en Santa Cruz, que pertenecía al empresario Lázaro Báez, y que hoy forman parte de la causa conocida como Vialidad.

Según la información, “la obra se licitó durante la presidencia de Néstor Kirchner y se pagó durante la administración de su sucesora”, Cristina Fernández de Kirchner, pero que nunca se terminó.

“La mentira tiene patas cortas. Esta es la verdadera historia sobre la construcción de la Ruta Provincial 9 en Santa Cruz”, escribió a través de su cuenta de Twitter la vicepresidenta.



El tweet está vinculado con una nota aparecida hoy en el diario Página/12 en la cual se informa que “nunca existió tal contrato de pavimentación, sino que lo licitado fue la construcción de una ruta de ripio que permitía ahorrar unos 500 kilómetros para visitar El Calafate y acceder a las grandes represas sobre el río Santa Cruz”.

De acuerdo con la publicación, Austral Construcciones “tenía terminado el 95,99 por ciento” pero el gobierno de “Cambiemos abandonó el final de la obra y el mantenimiento por lo cual entró en total deterioro”.