29/01/2020 Brasil

Bolsonaro privatizar los medios estatales antes de finalizar su mandato

“Tenemos que dar lo máximo para implementar una agenda lo más liberal posible”, dijo un funcionario del Ministerio de Economía.

Por Corresponsal


El gobierno de Brasil anunció que incluyó a la Empresa Brasileña de Comunicación (EBC) en el cronograma de privatizaciones en el que ya están la eléctrica Eletrobras, la Casa de la Moneda, empresas de datos previsionales y el correo.

Lo hizo durante un evento de un banco suizo el secretario de Desestatización, Desinversión y Mercados del Ministerio de Economía de Brasil, Salim Mattar.

"No somos todo lo liberales que quisiéramos pero somos los más liberales que estuvieron en el gobierno", dijo Mattar al ofrecer un cronograma de privatizaciones y reducción accionaria en las 600 empresas que tiene participación el Estado.

Para enero de 2022 Mattar incluyó en el cronograma de privatizaciones a la empresa que agrupa a los medios públicos y tiene 2.700 empleados, la EBC, que incluye el canal abierto TV Brasil, la Agencia de Noticias Brasil y el conglomerado de Radio Nacional.

Mattar dijo que el objetivo para 2020 es vender activos públicos por 35.000 millones de dólares, entre ellos la eléctrica Eletrobras, para luego avanzar en la privatización de las compañías públicas Correios.

De la lista quedaron fuera la petrolera Petrobras -no sus subsidiarias- y las entidades financieras públicas minoristas Banco do Brasil y Caixa Económica Federal.

En 2019, primer año de Bolsonaro, se vendieron activos por 25.000 millones de dólares.

“Tenemos que dar lo máximo para implementar una agenda lo más liberal posible”, dijo el funcionario del ministerio que conduce Paulo Guedes.

El gobierno pretende en el segundo semestre privatizar Eletrobras, que es la mayor compañía eléctrica de América latina.

Mattar presentó un cronograma de 16 empresas públicas hasta enero de 2022 entre las que se encuentran la Casa de la Moneda, Correios y la Empresa Brasileña de Comunicación (EBC).

La empresa EBC funciona como tal desde 2007, durante el segundo gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, hoy el líder de la oposición.

En el cronograma figuran para 2020, entre otras acciones para reducir las acciones del Estado en empresas, la venta de la Agencia Brasileña Gestora de Fondos de Garantías (ABGF), Empresa Gestora de Activos y Casa de la Moneda.

En 2021 se prevé privatizar la empresa de equipamiento pesado Nuclebrás, el Centro de Tecnología Electrónica Avanzada (Ceitec), y los dos principales mercados centrales del país, llamados de Ceasa, en los estados San Pablo y Minas Gerais.

En junio de 2021 aparecen las privatizaciones de las empresas Servicio Federal de Procesamiento de Datos (Serpro) y la administradora de base de datos de la previsión social (Dataprev).

Para el segundo semestre de 2020 se prevé que se reduzca la participación estatal en Eletrobras, la mayor eléctrica latinoamericana, en el marco de un decreto firmado en noviembre pasado por el presidente Jair Bolsonaro.

La propuesta es que el Estado brasileño se quede con menos del 50 por ciento de las acciones y que renuncie a tener la 'acción de oro' con la que tendría poder de veto en el directorio.