29/01/2020 conflicto israel-palestino

Los principales puntos del plan de paz de Trump

El plan que presentó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Washington, para abrir una negociación de paz entre Israel y Palestina hace propuestas para los principales ejes del conflicto.

Propuestas:



SEGURIDAD:

Propone que, después de la firma de un acuerdo de paz israelí-palestino, el Estado de Israel mantenga la máxima responsabilidad de la seguridad del Estado de Palestina y aspira a que los palestinos serán lo más responsable que puedan de su seguridad interior. Además, sugiere un programa piloto en una región del futuro Estado de Palestina para que demuestre de manera gradual su capacidad de combatir el terrorismo y garantizar la seguridad.

INTERCAMBIO DE TIERRAS:

Propone que Israel legalice su anexión de Jerusalén este, sume a su territorio todas las colonias en Cisjordania, el fértil Valle del Jordan y una importante franja de tierra entre el futuro Estado de Palestina y la vecina Jordania. A cambio, Israel cedería dos porciones de tierra en el desierto de Neguev, unidas a la Franja de Gaza, cerca de la frontera sur con Egipto; unas pequeñas regiones al norte de lo que hoy es Cisjordania y dos barrios de Jerusalén este, actualmente anexados ilegalmente a Israel.

JERUSALÉN:

Propone que la ciudad sea la capital indivisible y soberana del Estado de Israel, y que la futura capital del Estado palestino se establezca en dos barrios palestinos de Jerusalén este (Kafr Aqab y la zona oriental de Shuafat) y uno vecino de Cisjordania (Abu Dis), y se llame Al Quds (nombre en árabe para Jerusalén).

Mapas delineados en el plan de Trump para el conflicto entre Palestina e Israel.
Mapas delineados en el plan de Trump para el conflicto entre Palestina e Israel.


COLONIAS:

Propone anexar todas las colonias que Israel construyó en la ocupada Cisjordania a lo largo de décadas, para que sean parte de su territorio soberano. Los asentamientos que no permitan una contigüidad territorial con el Estado de Israel serán considerados enclaves dentro del futuro Estado palestino y estarán unidos al resto de Israel por rutas controladas por este último.

REFUGIADOS:

Propone eliminar el derecho al retorno a lo que hoy es Israel, reconocido por una resolución de la ONU para todos los refugiados registrados por la ONU, hoy más de cinco millones en todo el mundo. En cambio, propone que los refugiados palestinos puedan elegir entre convertirse en ciudadanos del futuro Estado palestino, de los países en los que viven actualmente (si estos los aceptan) o de los países de la Organización para la Cooperación Islámica que se sumen al plan.

PRISIONEROS:

Propone la liberación de los prisioneros o detenidos administrativos en cárceles israelíes, siempre que no hayan sido condenados por homicidio, intento de homicidio, conspiración para cometer un homicidio y no posean ciudadanía israelí. La primera etapa sería inmediata tras la firma del acuerdo de paz e incluiría a mujeres, menores de edad, mayores de 50 año, enfermos y aquellos que hayan cumplido dos tercios de su condena. La segunda, deberá ser definida en las negociaciones.

FRANJA DE GAZA:

Propone que solo se aplique el plan una vez que gobierne la Autoridad Nacional Palestina (ANP), hoy en manos del presidente moderado Mahmud Abbas, y todas las milicias -incluida Hamas- hayan entregado sus armas y reconocido el Estado de Israel.

FRONTERA CON JORDANIA:

Propone que toda esa zona fronteriza quedará dentro del territorio soberano israelí y sugiere construir dos rutas que conectarán el futuro Estado palestino con Jordania y estarán sujetas a todas las medidas de seguridad que Israel considere necesario.

SALIDA COMERCIAL AL MAR:

Hasta que el futuro Estado de Palestina consiga desarrollar su propio puerto -potencialmente en la Franja de Gaza-, propone que pueda utilizar los puertos israelíes de las ciudades de Haifa y Ashdod, sin poner en cuestión la soberanía absoluta de Israel en ellos. También sugiere que Jordania podría permitir el uso de su puerto de Aqaba, en el Sur.

CRUCES FRONTERIZOS:

Propone que todas las personas y los bienes que entren al Estado de Palestina lo harán a través de cruces fronterizos regulados, que serán monitoreados por el Estado de Israel. Israel puede prohibir el ingreso de un elemento.

MAR MUERTO:

Propone que todo el Mar Muerto quede dentro del Estado de Israel y sugiere que Israel permita desarrollar una zona turística de resorts en el norte del mar, sin que eso cuestione su soberanía.

CONDICIONES:

Propone que Israel se comprometa a congelar toda expansión de asentamientos y demolición de estructuras en los territorios palestinos, con excepción de las que considere una amenaza a su seguridad o representen una sanción tras un ataque. A cambio, Palestina aceptaría no ingresar a otra organización internacional sin el consentimiento de Israel y abandonaría todas sus acciones contra Israel y Estados Unidos en la Corte Penal Internacional o cualquier otro tribunal o agencia de seguridad como Interpol. Además, debería suspender el pago de salarios a todos los palestinos considerados como terroristas por Israel que cumplen condenas en las cárceles israelíes y a las familias de palestinos considerados terroristas muertos.