26/01/2020 Italia

El gobierno italiano enfrenta en Emilia-Romaa una prueba electoral clave

La segunda región más rica del país elige presidente en unos comicios en los que las encuestas están dominadas por la Liga de Matteo Salvini.


El gobierno italiano enfrenta hoy una prueba electoral clave con la elección del presidente de la segunda región más rica del país, Emilia-Romaña, en donde la derechista Liga domina las encuestas y podría alzarse con una victoria que su líder, Matteo Salvini, pretende utilizar para hacer caer al Ejecutivo nacional y llamar a nuevas elecciones.

Más de 3.500.000 personas votan este domingo entre las 7 y las 23 de Italia (4 horas menos en Argentina) para elegir a las autoridades en una región tradicionalmente identificada con la centroizquierda pero donde ahora pareciera hacerse fuerte la derecha.

El resultado de esta contienda electoral podría tener consecuencias directas sobre la continuidad del gobierno nacional que encabeza Giuseppe Conte en base a una alianza del Partido Democrático y el Movimiento Cinco Estrellas.

Según las encuestas previas, Stefano Bonacini, que buscará la reelección en base a una alianza de centroizquierda con eje en el PD, aparece en un virtual empate técnico con la candidata de la Liga, Lucia Borgonzoli.

El Cinco Estrellas, en tanto, presenta un candidato propio, Simone Benini, que confirma la poca territorialidad en cada una de las regiones que ha tenido la coalición que gobierna a nivel nacional.

Salvini aseguró durante toda la campaña electoral que, en caso de una victoria de la Liga, buscará forzar la caída del gobierno para convocar a nuevas elecciones, apoyado por sus aliados de centroderecha como Silvio Berlusconi y Georgia Meloni, con quienes espera romper la hegemonía de la izquierda en la región, que lleva más de 50 años.

La elección es la primera además desde la irrupción del movimiento juvenil conocido como "Las Sardinas", que se dio a conocer en noviembre pasado en Bolonia, capital de la Emilia-Romaña, con un fuerte tono anti-Salvini, y luego se propagó al resto del país.

Junto a Emilia-Romaña hoy también elige autoridades la región de Calabria, donde la favorita es la candidata de una gran coalición de derecha que comanda la Liga, Jole Santelli, que aventaja en las encuestas al candidato de la centroizquierda, Fillipo Callipo.

La elección calabresa también mostrará la división cada vez más evidente de los dos partidos centrales de la alianza que a nivel nacional sostiene a Conte: por un lado, el PD forma parte de la coalición que impulsa a Callipo, mientras que el Cinco Estrellas impulsa a Francesco Aiello, que aparece sin chances según los sondeos previos.

En Calabria, cerca de 1.800.000 personas están habilitadas para elegir al sucesor del actual presidente Mario Oliverio, quien llegó al gobierno regional en 2014 de la mano del PD.