25/01/2020 Seguridad

Secuestran y liberan a un futbolista de Lans, tras pagar el rescate

Lautaro Valenti fue protagonista del hecho, tal lo confirmó el propio club, donde además indicaron que no tiene ningún tipo de golpe o lesión alguna.

El joven defensor de Lanús Lautaro Valenti fue secuestrado esta madrugada junto a un amigo en el partido bonaerense de Avellaneda, donde horas después fue liberado en buenas condiciones de salud, tras el pago de un rescate realizado por el representante del jugador, informaron fuentes de la investigación.

Todo comenzó cuando Valenti (21) se encontraba junto a un amigo alrededor de las 2 en un local gastronómico del mencionado partido del sur del Gran Buenos Aires, y a la salida fue abordado por un grupo de delincuentes -aparentemente al voleo- que obligaron a ambos a subirse a un auto.

Voceros de la investigación informaron a Télam que tras el secuestro, los captores llamaron al representante del futbolista, Adrián Rouco, al que le exigieron una suma cercana a los 70.000 dólares para liberar a las dos víctimas.

Sin embargo, Rouco terminó pactando con los secuestradores el pago de una cifra menor por el rescate, que fue abonada también en esa zona del sur del conurbano.

Finalmente, Valenti y su amigo fueron liberados alrededor de las 4 también en Avellaneda, por lo que luego junto al representante fueron a una comisaría cercana para realizar la denuncia correspondiente, indicaron las fuentes consultadas.

El comunicado del club



El club "granate" confirmó el episodio mediante un comunicado en el que apunta que el marcador central y el otro joven fueron liberados “en perfecto estado de salud”.

"Las autoridades del Club Lanús, tras haber tomado conocimiento de lo ocurrido, se pusieron inmediatamente a disposición de Lautaro para brindarle la contención necesaria", asegura el texto institucional publicado en redes sociales.

Intervienen en la investigación efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) y la Fiscalía en lo Criminal y Correcional Federal 4, que subroga Carlos Rívolo.