24/01/2020 Folclore

Las mujeres protagonizan los especiales del Festival de Cosqun

Una reunión de cultoras de los géneros sureros y un tributo a las mujeres que aportaron a la música del Litoral, son algunos de los especiales previstos en la nueva edición que comienza este sábado.



Un tributo a Chabuca Granda a 100 años de su nacimiento, otro a las mujeres que aportaron a la música del Litoral y una reunión de cultoras de los géneros sureros serán tres de los cuatro especiales previstos en el 60mo. Festival Nacional de Folclore de Cosquín que comienza mañana sábado.

Hacia el final del Festival, el 1 de febrero, en la octava luna coscoína, Patricia Gómez, Gicela Méndez Ribeiro, Analuz Blanco y Natalia Pérez asumirán el litoraleño “Las damas del río” y en esa misma velada se ofrecerá “Chabuca 100 años”, un tributo a la artista peruana ideado por Mery Murúa que se reúne con Paola Bernal y Juan Iñaki.

Una noche después, en la despedida de esta edición aniversario de la máxima cita folclórica argentina, Lucía Ceresani, Marta Suint, Karen Arranz, Mariela Acevedo, Liliana Salvat y Susana Repetto se asumirán como “Sureras”.

La santafesina Gómez, impulsora de “Las damas del río”, señaló a Télam que el espíritu de la propuesta que ideó junto a su compañero, el pianista Mariano Pereson, “parte desde algunas mujeres cantoras del Litoral puestas a homenajear a quienes han sido las pioneras del género en la región”. A partir de obras firmadas por Teresa Parodi, Ramona Galarza, Marta Quiles, María Helena, Paloma Valdez, María Ofelia, entre otras, “queremos visibilizar este trabajo y poner en valor a la mujer como vocera de un repertorio”, subrayó Gómez.

Al cuarteto femenino cantante se añaden el conjunto dirigido por el pianista e integrado por Alejandro Della Rosa en guitarras y coros, Mateo Zanuttin en bajo, Joselo Lobo en percusión, y Emmanuel Gomez en acordeón, además de los bailarines Sabrina Fantin y Juan Cruz Raffin.

La intérprete que está trabajando en el que será su séptimo álbum en 35 años de camino, aseguró que “Las damas del río” “es un proyecto que va a estrenarse en Cosquín y va a echar alas porque nos enamoramos de este repertorio que nos genera mucha emoción, mucha adrenalina y mucho compromiso”.

Por su parte, la cordobesa Murúa presentó el homenaje a Chabuca Granda (1920-1983) como “una manera de reconocer a la compositora musical más relevante de la región por la profunda identidad latinoamericana de su obra”. La vocalista resaltó a Télam que el abordaje de la obra de la peruana “es una evocación que no quiere ser una reproducción. Tratamos de respetar nuestro lenguaje para abordar a Chabuca que es una autora con la que a los intérpretes se nos hace agua la boca”.



“Lo que nos interesó es cómo ha llegado Chabuca a los intérpretes, en qué se funda ese encanto de su música para músicos tan disímiles que la han abordado como Caetano Veloso, Mercedes Sosa o Bola de Nieve”, abundó Murúa.

La evocación que sumará a Rubén Izarrualde en flauta, Isadora Zerbini en danza afroperuana, la proyección de una obra conceptual audiovisual de Kirka Marull y los músicos Juan Murúa y Franco Dall’Amore en guitarras, Cristian Andrada en contrabajo y Chicho Bazán en batería y percusión, nace en el festival pero tendrá continuidad en el Teatro Real de la capital cordobesa y con la Sinfónica de la provincia.

Ceresani, artista oriunda de Berazategui que lleva un cuarto de siglo transitando los géneros sureros, es la promotora de un espacio que pretende acercar a Cosquín “el canto de la región y el arte de las payadoras como una manera de abrir un espacio para estas músicas que no son de las más escuchadas”.



Durante una entrevista con Télam, la guitarrista y cantante ponderó que “ser parte de 'Sureras' es también una manera de mostrar que las mujeres somos parte de un género que parecía exclusivo de los hombres”. En esa apuesta, Ceresani y Arranz mostrarán el repertorio de canciones con la milonga como referencia y Suint, Repetto y Acevedo se encargarán de las payadas.

“La verdad es que el ambiente del género nunca me ha hecho notar el hecho de ser mujer, tal vez porque antes hubo un camino iniciado por grandes como Nelly Omar, Amalia de la Vega y Suma Paz y en lo específico al arte payadoril es muy interesante apreciar cómo la mujer va ganando terreno en esa área y cada vez existen más cultoras del género”, analizó quien prepara su séptima placa en solitario.