Policiales

24-01-2020 20:30 - Villa Gesell

Identifican a siete de los acusados en las ruedas de reconocimiento por el crimen de Fernando

Los jóvenes fueron identificados por testigos en la segunda tanda de ruedas de reconocimiento y fueron señalaron como las personas que participaron del ataque dentro y fuera del boliche, que terminó con la muerte de Fernando Baéz Sosa.

Telam SE
24-01-2020 | 20:30
Alfredo Ves Losada
Enviado especial


Siete de los rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell fueron identificados por testigos en la segunda tanda de ruedas de reconocimiento y fueron señalados como las personas que participaron del ataque dentro y fuera del boliche Le Brique que terminó con la muerte del joven el pasado sábado, informaron fuentes judiciales.

La medida fue supervisada por la fiscal del caso, Verónica Zamboni, y contó con la particularidad de que varios de los reconocimientos fueron realizados de manera fotográfica, ya que algunos de los imputados, después de pasar seis días encerrados en un calabozo, perdieron el bronceado y se complicaba la conformación de las rondas.

Telam SE


Uno de los principales sospechosos, Máximo Thomsen (20), fue reconocido en la jornada de hoy de manera fotográfica por dos de los tres testigos como una de las personas que le pegó a Fernando en la calle, frente al boliche, la noche del último sábado.

Las fuentes explicaron a Télam que esta joven promesa del rugby es el más comprometido en la investigación, ya que fue identificado de manera directa por cuatro testigos distintos.

En el caso de Ciro Pertossi (19) también fue reconocido por uno de los testigos que lo ubicó como atacante de uno de los amigos de Fernando.

Según los pesquisas, otro de los identificados de manera fotográfica fue Enzo Comelli (19), el joven imputado que ayer había sido reconocido por dos testigos golpeando a la víctima cuando se inició el ataque en la calle.

En esta oportunidad, un nuevo testigo lo reconoció como uno de los integrantes del grupo dentro del boliche Le Brique.

También fue reconocido Matías Benicelli (20), a quien un testigo le endilgó haber estado arengando la agresión a Fernando mientras estaba indefenso, dijeron a Télam al menos dos fuentes que estuvieron presentes en la rueda de presos.

Fabián Améndola, quien representa a la familia de la víctima, dijo al salir de la Secretaría de Seguridad de Villa Gesell que en la jornada de hoy “se incluyó dentro de los agresores a uno que ayer no había sido reconocido, golpeando a Fernando”; mientras que otro de los imputados fue apuntado por haber impedido que un testigo auxiliara a la víctima mientras le pegaban.

Según los investigadores, en la medida de hoy hubo un séptimo reconocimiento positivo por dos de los testigos, que identificaron a otro de los rugbiers como uno de los miembros del grupo agresor.

Fuentes judiciales informaron a Télam que los nuevos tres imputados reconocidos son Ayrton Viollaz (20), Luciano Pertossi (18) y Lucas Pertossi (20).

Por su parte, Améndola dijo que el 11er. imputado, Pablo Ventura, “no fue reconocido en ninguna de las ruedas de las que participó”.

Esta mañana el abogado aseguró que cuatro de los diez rugbiers detenidos (Thomsen, Ciro Pertossi, Comelli y Benicelli) iban a ser sometidos desde hoy a reconocimientos fotográfico en lugar de presenciales, debido a que después de seis días detenidos perdieron el bronceado y se complica conformar las rondas.

El abogado explicó que esta medida fue solicitada porque "los chicos, con estos días que han estado encerrados, han perdido el color tostado de la piel y las personas que han encontrado para conformar las ruedas están mayormente bronceadas".

"Eso era una complicación, así que no hubo inconvenientes en que se realicen algunas de estas medidas de manera fotográfica", señaló el letrado.

Las imágenes usadas junto a las de los imputados son obtenidas de legajos policiales o de imputados de otras causas: "Lo importante es que las características sean parecidas".

Según el letrado, seis de los imputados pidieron por su parte continuar con la modalidad presencial iniciada ayer en la sede de la Secretaría de Seguridad Balnearia, y que está previsto que se extiendan al menos hasta el martes próximo.

Por otra parte, el abogado defensor de los diez rugbiers, Hugo Tomei, aseguro a Télam que el audio que se viralizó en las últimas horas con supuestas declaraciones del imputado Lucas Pertossi, "es falso".

El crimen de Fernando fue cometido la madrugada del sábado pasado a la salida del boliche "Le Brique", en pleno centro de Villa Gesell, el cual fue clausurado anoche por irregularidades en el expendio de bebidas alcohólicas.

Además de Thomsen, los hermanos Ciro y Luciano Pertossi, Lucas Pertossi, Viollaz, Comelli y Benicelli, permanecen detenidos Alejo Milanesi (20), Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18).

Los diez rugbiers están imputados por el delito de "homicidio agravado por premeditación de dos o más personas", al igual que el remero Pablo Ventura (21), quien fue liberado el martes último.

"La Perradita", la banda que peleaba en manada hace 20 años en Zárate

Los diez rugbiers oriundos de Zárate que permanecen detenidos como sospechosos de haber asesinado a patadas y trompadas a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, tuvieron un accionar que registra antecedentes en su ciudad natal hace más de 20 años con la pandilla llamada "La Perradita", integrada por alrededor de 10 jóvenes que tenían como costumbre pelearse en manada en plena vía pública.
En una recorrida por Zárate, varios vecinos recordaron que "La Perradita" asolaba las calles de esa ciudad y aclararon que el único vínculo que une a aquellos pandilleros con los rugbiers detenidos por el crimen de Villa Gesell es meramente el accionar en patota.
“Era un grupo de más o menos diez jóvenes que paraban en distintas esquinas de Zárate y siempre atacaban en manada. Fue hace aproximadamente 20 años o más. Actualmente muchos de ellos ya son padres, otros se fueron de la ciudad y dos o tres murieron”, aseguró a Télam Mario, médico y socio vitalicio del Club Náutico Zárate, el mismo al que concurría Pablo Ventura a practicar remo.
Mauro, de 46 años y ex rugbier, indicó que “La Perradita” no estaba vinculada a ningún equipo deportivo local y afirmó que la rivalidad que existía era con otros jóvenes de la ciudad de Campana, ubicada a apenas 11 kilómetros de Zárate.
“No era un grupo de rugbiers o remeros. Se conocían del barrio o de la misma ciudad. Si bien se agarraban a trompadas a la salida de los boliches en varias ocasiones, la mayor rivalidad la tenían con jóvenes de Campana”, expresó. “No se las agarraban con los que jugábamos al rugby. Se peleaban con distintas bandas de varios colegios o a la salida de los boliches”, recordó.
Mauro aclaró que existe ninguna conexión familiar entre aquellos integrantes de "La Perradita" con los diez rugbiers implicados en el asesinato de Fernando Báez Sosa. "Yo conozco a varias de las familias de los chicos detenidos en Villa Gesell y tengo la certeza que no tienen nada que ver con 'La Perradita'", dijo.
Por su parte, Martín, de 44 años, ex remero y actualmente encargado del gimnasio "Los Protagonistas", en pleno centro de Zárate, coincidió con la descripción de estos jóvenes que actuaban en manada y recordó que “sucedió hace 20 años o más, cuando la ciudad era mucho más chica que ahora”.

Newsletter

También te puede interesar