23/01/2020 Puerto Rico

La alcaldesa de la capital apoy la protesta contra la gobernadora

Las protestas se dieron luego de que un bloguero revelara la existencia de un depósito colmado de colchones y alimentos destinados a servir de ayuda humanitaria y guardados desde 2017.


La alcaldesa de San Juan, Carmen Cruz, apoyó este jueves las manifestaciones de protesta que reclaman la renuncia de la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, tras el hallazgo de alimentos, colchones y otros productos almacenados y no distribuidos entre víctimas de huracanes y terremotos.

Cruz recordó en un comunicado que los huracanes Irma y María dejaron “más de 3.000 compatriotas muertos” en 2017 y atribuyó responsabilidades a lo que denominó “burocracia” del gobierno federal de Estados Unidos e inacción de las autoridades locales.



“Lo menos que podíamos pedir como pueblo era que tras esa pérdida, el gobierno de turno, ahora dirigido por Wanda Vázquez, hubiese aprendido que este país no tolera más la corrupción y el abuso por una sencilla razón: cuando el gobierno no funciona en una emergencia, la gente muere”, subrayó.

Las protestas -con multitudinarias manifestaciones callejeras el martes y hoy- tuvieron lugar luego de que un bloguero revelara el sábado pasado la existencia en Ponce, en el sur de la isla, de un depósito colmado de colchones y alimentos no perecederos destinados a servir de ayuda humanitaria y supuestamente guardados desde 2017.

La situación se complicó al día siguiente, cuando se registró un terremoto que dejó al menos un muerto y causó daños en todo el sur de la isla.

El hallazgo de ese depósito “con suministros suficientes sembró indignación” por el recuerdo de “niños y viejos durmiendo en el piso cuando había catres, gente pidiendo agua cuando había miles de botellas, gente sin luz cuando había generadores”, remarcó Cruz.

“Y ahora no era el gobierno federal el insensible y el de Puerto Rico cómplice, ahora es el gobierno de turno de Wanda Vázquez el que le niega la ayuda a los nuestros”, agregó la alcaldesa, y remató que a la gobernadora “le queda grande la silla”.