22/01/2020 Italia

Di Maio dej la conduccin del Movimiento Cinco Estrellas

El canciller italiano difundió este miércoles su renuncia al movimiento, tras varios cruces internos.


El canciller italiano, Luigi Di Maio, anunció hoy su renuncia como líder político del Movimiento Cinco Estrellas tras varios cruces internos y agregó tensión al gobierno que conforman su fuerza política y el Partido Democrático con Giuseppe Conte como premier.

"Hoy se cierra una era y ha llegado el momento de que el Cinco Estrellas se refunde. Confío en quién vendrá tras de mi", anunció hoy Di Maio en una declaración de más de media hora transmitida por todos los medios italianos en la que repasó su carrera política dentro de la fuerza.

El alejamiento de Di Maio aparece como un intento por frenar la sangría interna de una fuerza que, desde marzo de 2018, perdió 31 legisladores que se fueron hacia otros sectores.

"Los peores enemigos son los internos, los que uno nunca imaginó tener y traicionan los valores que uno pensó que compartían, son los que trabajan no por el grupo sino por su visibilidad. Es un momento complejo para el Cinco Estrellas", aludió hoy Di Maio en esa dirección.

Con apenas 33 años, Di Maio cierra así un largo ciclo dentro de su fuerza política, a la que se afilió en 2007, y de la que fue elegido líder en septiembre de 2017, cuando obtuvo casi el 80% de los votos en la interna que disputó con el fundador del M5E, el cómico Beppe Grillo, para dirimir la conducción del movimiento.



Sin estudios universitarios, a través de una carrera meteórica, Di Maio pasó en menos de diez años de sacar 50 votos en su primera candidatura a concejal en 2010 a convertirse, en 2013, en el vicepresidente de la Cámara de los Diputados más joven en la historia de Italia, y luego repetir ese récord como vicepremier (junio de 2018), ministro de Trabajo (junio de 2018) y canciller (septiembre de 2019).

Desde fines de 2019 varios sectores internos de la fuerza habían planteado sus objeciones a la conducción de Di Maio y habían pedido un sistema "colegiado" de liderazgo, pero fue el propio Grillo quien salió a respaldar a su discípulo.

De todos modos, las críticas continuaron y en diciembre los éxodos alcanzaron un pico de tres senadores y tres diputados que dejaron el Cinco Estrellas para pasar al denominado Grupo Mixto y a la derechista Liga de Matteo Salvini.

Este miércoles, las renuncias de los diputados Michele Nitti y Nadia Aprile elevaron a 14 el número de legisladores que pasaron al Mixto, dejando las puertas abiertas a que otros continuaran el camino en las próximas horas para llegar al mínimo de 20 que la Cámara establece como requisito para formar un grupo parlamentario nuevo.

La renuncia de Di Maio al Cinco Estrellas se da además a cinco días de las elecciones regionales en la estatégica Emilia-Romaña, la segunda región más rica de Italia, en donde la centroizquierda puede perder el gobierno local tras más de cincuenta años a manos de la candidata de la Liga, Lucía Borgonzoli.

Además, el gobierno enfrenta también frentes abiertos con el partido del ex premier Matteo Renzi, Italia Viva, que votó junto a la oposición en una ley sobre prescripciones judiciales y podría distanciarse del Ejecutivo en las próximas horas.

"El gobierno debe seguir adelante", pidió de todos modos Di Maio al anunciar su alejamiento de la fuerza.

En esa línea, el secretario general del PD, Nicola Zingaretti, buscó despejar dudas sobre la continuidad del gobierno y opinó que la renuncia de Di Maio "no tendrá efectos" en el Ejecutivo, mientras desde la oposición Salvini consideró que la coalición "está implosionando".

La renuncia de Di Maio deja al Ejecutivo de "Conte bis", iniciado en septiembre de 2019 en base a la coalición del Cinco Estrellas y el PD, en una zona de riesgo, ya que hoy la coalición de gobierno cuenta con 165 senadores, apenas cuatro sobre la mayoría de 161.

A inicios de enero, Conte convocó al Cinco Estrellas y al PD a un enceuntro de mayoría para fin de mes con el objetivo de "verificar" los números de la coalición en un escenario que ya entonces se mostraba adverso y que se agrava tras el alejamiento de Di Maio.

Antes de asumir como canciller del actual Ejecutivo, Di Maio fue vicepremier y ministro de Trabajo y Desarrollo Sostenible del primer gobierno de Conte, formado entre junio de 2018 y agosto de 2019 en base a la alianza del Cinco Estrellas y la Liga de Salvini, que terminó de manera abrupta por las constantes diferencias entre las dos fuerzas.