22/01/2020 atletismo

Braian Toledo volvi a entrenarse y suea con la clasificacin a los Juegos de Tokio 2020

El pupilo del finlandés Kari Ihalainen, que fue técnico de los mejores lanzadores de jabalina del mundo, volvió esta semana a las prácticas después de 75 días con muletas y todavía no consiguió su clasificación a los Juegos Olímpicos, su máximo objetivo.


El bonaerense Braian Toledo, uno de los mejores lanzadores de jabalina del mundo, volvió a entrenarse esta semana tras su operación de tobillo de junio de 2019 y apunta a clasificarse para los Juegos Olímpicos y llegar a una final en Tokio 2020.

"Estoy pensando en los Juegos Olímpicos, claro, sigue siendo mi gran sueño, pero no pierdo de vista cada paso que doy y soy feliz cada día, con mi familia, mi novia, mis amigos y con la gente que ayudo”, contó Toledo, quien aún no se clasificó a Tokio pero tiene varias opciones (marca mínima, ranking mundial o sumatoria de puntos).

El atleta, de 26 años, volvió esta semana a las prácticas después de 75 días con muletas. Le queda poco para empezar a tocar la jabalina. “Empecé al 30% en el gimnasio y cada semana aumentaré un 5 por ciento", explicó.

"La lesión fue un balde de agua fría porque venía teniendo un gran año, quizás el mejor, y por delante tenía los Panamericanos y el Mundial. Pero por algo pasan las cosas, te enseñan. Y busqué canalizarlo para transformarlo en algo positivo: pasé mucho más tiempo con mi familia", agregó Toledo.

El deportista de Marcos Paz quiere repetir la final de Río 2014, incluso se ilusiona con una medalla, pero sabe que primero debe recuperarse bien de una lesión difícil y clasificarse a la cita olímpica.

"En una temporada normal yo empezaba en octubre mi preparación física para el año siguiente. Ahora fue imposible. Está claro que tendré una desventaja, porque recién en diciembre comencé con bici y ahora el gimnasio, pero sigo confiando en mí. Para clasificarme a Tokio y para hacer un muy buen Juego Olímpico. No será sencillo, pero no todo es tan malo como parece”, aclaró Toledo.

Para Tokio hay varias formas de clasificar, ya no es como antes que sólo se llegaba haciendo la marca establecida por la Federación Internacional (85m). Ahora también se puede entrar por ranking mundial y suma de puntos en torneos (entre los 35 mejores).

“Deberé ser más inteligente y aprovechar mis posibilidades. Tendré que optimizar el tiempo y usar mi experiencia", sostuvo Braian, que aún no tiene una fecha de regreso a las pistas.

“Me gustaría que sea en el Nacional, pero lo veremos con Kari (Ihalainen, su coach) y los médicos. No quiero cometer ninguna locura, porque mi idea es tener diez años más de carrera”, manifestó Toledo, entrenado hace dos años por el finlandés Ihalainen, de 65 años y que fue técnico de los mejores lanzadores del mundo.

"Llega el 10 de febrero al país y se quedará tres meses. Luego saldremos para Europa. Hablo siempre y me da mucha confianza. Dice que no voy a tener problemas para clasificar. No me cambia que quiero buscar otra final y, si entro, una medalla, pero todo dependerá de cómo llegue físicamente”, resaltó.

Desde hace ocho años que Toledo es uno de los embajadores que tiene la Huella Weber, el programa solidario de Weber Saint Gobain que desde 2011 mejora la infraestructura de los lugares que eligen los deportistas olímpicos que forman este proyecto.

Ahora está ayudando al merendero Los Pepitos en Merlo y a una sociedad de fomento ubicada en la rotonda de La Plata al que asisten 400 chicos al mes. De origen humilde, Braian aseguró: "Mi historia pesa mucho, es mi motor, me empuja a que otros no pasen lo mismo que yo".