22/01/2020 Filipinas

La popularidad del polmico presidente alcanz el rcord del 82%

El sondeo, realizado en diciembre, refleja que el 82% de los encuestados están satisfechos con el presidente, frente al 78% de septiembre de 2019.


La popularidad del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, acusado de misógino y de extrema crueldad en su lucha contra el narcotráfico, alcanzó un nuevo récord al llegar al 82% de respaldo popular a su gestión, el nivel más alto en tres años y medio de gobierno, según revelan las últimas encuestas.

Un sondeo realizado en diciembre por la consultora Social Weather Stations (SWS), publicado esta semana, refleja que el 82% de los encuestados están satisfechos con el presidente, frente al 78% de septiembre de 2019.

El índice más alto de popularidad alcanzado hasta ahora por el mandatario fue del 80% en junio de 2019, al cumplir tres años en el cargo, justo en la mitad de su mandato que termina en junio de 2022.

En este periodo su gobierno ha conseguido un aumento del empleo y una considerable reducción de la pobreza, mientras llevó a cabo una sangrienta guerra de las drogas, que le generó fuertes criticas a nivel internacional.

De hecho, el propio presidente confesó haber arrojado cadáveres de narcotraficantes a los barrancos y afirmar que un jefe de policía "es libre de matar a todos", entre otros muchos exabruptos.

En marzo de este año, miles de mujeres protagonizaron una resonante marcha por las calles del país contra "policías macho-fascistas del misógino de Duterte", según rezaba la mayoría de las pancartas.

Entre las razones que explican el último aumento de su popularidad está el aumento del sueldo de los funcionarios públicos y su manejo de la crisis de agua que afectó a varias ciudades filipinas, en particular la capital, por la mala gestión de las dos empresas concesionarias de ese servicio, Mayniland y Manila Water, recogió la agencia de noticias EFE.

Además, según la encuesta, un 72% expresó su preocupación sobre la salud del presidente de 74 años, después de que se haya ausentado en varias ocasiones de eventos oficiales o haya tenido que anular compromisos en su agenda.