26/12/2019 desarrollo social

Arroyo dijo que en enero repartirn la tarjeta alimentaria en el conurbano

El ministro de Desarrollo Social se reunió con el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, para la implementación de la tarjeta y otras políticas de emergencia alimentaria que lleva adelante el gobierno.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, se reunió  con el intendente del partido bonaerense de La Matanza, Fernando Espinoza, y confirmó que en los próximos días comenzarán a repartir la Tarjeta Alimentaria en los municipios del conurbano bonaerense y en "grandes centros urbanos".

El jueves de la semana pasada el Gobierno nacional comenzó a repartir las primeras tarjetas en la ciudad de Concordia, Entre Ríos, como parte del proceso de distribución de plásticos que, se espera, estén distribuidos en el 80% del país para el mes de marzo.

"Vamos a avanzar con la distribución de la tarjeta de alimentos en el conurbano bonaerense y grandes centros urbanos", anticipó Arroyo en una entrevista con radio El Destape, en la que puntualizó que el reparto se iniciará en enero.

En esa línea, Arroyo visitó en La Matanza al intendente Espinoza, con quien dialogó sobre la implementación de la tarjeta y otras políticas de emergencia alimentaria que lleva adelante el gobierno.

"A ningún argentino le puede faltar el plato de comida arriba de la mesa. Nos reunimos en La Matanza junto a Daniel Arroyo para trabajar en la emergencia alimentaria", apuntó Espinoza a través de un mensaje en su cuenta de Twitter, que acompañó con una foto junto al ministro en su despacho.



Según Arroyo, originalmente estaba planeado comenzar con la distribución de las tarjetas en febrero, pero la grave situación social los obligó a acelerar la entrega y adelantarla para el primer mes de mandato.

"La implementación de la tarjeta alimentaria fue más que exitosa", aseguró Arroyo, y celebró que el 30% de los 35 millones de pesos distribuidos en Concordia fueron para comprar lácteos, carne y fruta, parte de la canasta básica saludable de alimentos que buscan alentar.

Aclaró que no hubo mayores inconvenientes en la puesta en marcha, más allá de dos situaciones en la que comercios cobraron más de lo debido, ante lo que actuó la fiscalía y multó al negocio.

"La tarjeta alimentaria va a representar 60.000 millones de pesos que se inyectan en la economía local y tanto los supermercados como la dirigencia del agro forman parte de la Mesa contra el Hambre", señaló Arroyo.

Las tarjetas son entregadas "en forma automática", sin necesidad de trámite previo ni intermediarios, a quienes reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) y tengan hijos de hasta 6 años, así como a embarazadas a partir de los tres meses que perciben la asignación por embarazo y personas con pensión por discapacidad, a partir del cruce de datos que realiza el Anses y las bases de datos de las AUH.

En total, serán cerca de cuatro millones de personas las beneficiadas con las tarjetas, que se cargarán el tercer viernes de cada mes con 4.000 o 6.000 pesos, dependiendo de si el titular tiene uno o más hijos, respectivamente.